Seguro médico para mascotas: 3 cosas que debes saber antes de comprar uno en EE.UU.

Seguro médico para mascotas: 3 cosas que debes saber antes de comprar uno en EE.UU.

Contenidos:

Contratar un seguro médico para una mascota puede significar protección en caso de emergencia por un costo mínimo; sin embargo, este tipo de servicios son diferentes a los de una casa o un automóvil y tienen características que deben ser tenidas en cuenta

Según los costos del mercado, la diferencia entre el seguro médico para un perro y un gato puede ser de hasta $1500 durante la vida de la mascota.

Según los costos del mercado, la diferencia entre el seguro médico para un perro y un gato puede ser de hasta $1500 durante la vida de la mascota.

Foto: Shutterstock

Tener una mascota puede significar un alto costo para sus dueños, especialmente cuando se trata de gastos veterinarios; a pesar de eso, Contratar un seguro médico para mascotas puede ayudarPero hay cosas que tienes que saber.

El seguro médico para mascotas, al igual que otros seguros, puede dar cierta seguridad financiera en caso de una emergencia y apoyo médico para la mascota, ya sea un perro o un gato o cualquier animal legal que se dedique a tener en casa.

Sin embargo, la seguridad médica y económica que puede proporcionar un seguro médico para mascotas conlleva ciertas diferencias que el contratante debe tener en cuenta, ya que su funcionamiento es diferente al de un seguro médico, de auto o de hogar.

Hay algunas cosas a tener en cuenta para maximizar la utilidad del seguro de salud para mascotas y que puedan evitar sorpresas a quienes realicen una contratación.

Tres cosas que debe saber antes de comprar un seguro de salud para mascotas

1.- No están cubiertas las enfermedades preexistentes

Antes de contratar un seguro médico para una mascota es recomendable conocer el estado de salud de la mascota, ya que una parte importante que hay que tener en cuenta antes de contratar uno es que las condiciones preexistentes no están cubiertas.

Algunos seguros pueden cubrir ciertas condiciones preexistentes; sin embargo, la mayoría de las enfermedades que ya existían no estarán cubiertas por la cobertura médica contratada.

La recomendación de los expertos es que si has pensado en contratar un seguro médico para una mascota, lo mejor es empezar cuanto antessi el animal acaba de llegar a casa o tiene algunos años.

Cuanto más joven es la mascota, menos costosa puede ser, el monto de la prima es más bajo y la cobertura es potencialmente más ampliaEsto se debe a que si las mascotas tienen alguna enfermedad en el futuro, ya tendrán cobertura garantizada.

2.- Hay que prestar atención, al principio

Una de las grandes diferencias entre el seguro de salud para humanos y mascotas es cómo se realizan los pagos cuando se necesita atención médica.

Al usar un seguro de salud, las personas están acostumbradas a cubrir copagos y, en ciertos casos, pagar ciertas facturas; a pesar de eso, cuando se trata de seguros para mascotas, el pago es inmediato.

Eso significa que cuando llevas una mascota al veterinario, el propietario tiene que asumir la responsabilidad del pago inmediato de los gastos médicosaunque este es un pago temporal, por lo que necesitarás aprovechar tarjetas de ahorro o crédito.

Para hacer efectivo el seguro, el dueño de la mascota deberá presentar un reclamo de reembolso del dinero gastado, de acuerdo con los términos de la póliza.

3.- Algunos animales son más baratos que otros

La decisión de tener uno u otro animal como mascota no tiene nada que ver con el costo de su manutención; sin embargo, en algunos casos, el presupuesto influye en la definición.

En este caso, la diferencia entre las dos mascotas más comunes, gatos y perros, puede ser de hasta $1,500 entre la primera y la segunda, en cuanto a la contratación de seguros de salud, según Money.com.

Según los costos del mercado, el seguro de salud para un perro varía entre $30 y $70 mensuales, mientras que para un gato puede costar entre $15 y $40 mensuales.

Subir