Peso mexicano y real brasileño perderían brillo ante riesgos políticos y económicos: analistas

Peso mexicano y real brasileño perderían brillo ante riesgos políticos y económicos: analistas
peso mexicano real brasileño
Contenidos:

anuncio publicitario

los peso mexicano EE. UU. y el real brasileño se encuentran entre las monedas con mejor desempeño del mundo frente al dólar este año, pero su trayectoria podría cambiar drásticamente ya que los riesgos políticos y económicos amenazan con nublar sus perspectivas, dijeron los analistas.

Desde principios de año, la moneda mexicana se ha apreciado 2.3% frente al dólar, mientras que el real se ha disparado un 6,8%. Estas valoraciones no son poca cosa frente a un índice del dólar que se ha fortalecido casi un 19 % frente a una cesta de monedas en 2022, a umbrales no vistos en dos décadas.

El contraste también lo marca la variación de otras monedas regionales, como el peso colombiano, que se ha debilitado 17% por presiones por la incertidumbre política.

Hasta ahora, la fortaleza del peso mexicano y el real brasileño está vinculado a los fundamentos del mercado, en medio de saldos de cuenta corriente saludables y diferenciales de tasas que atraen a comerciantes e inversores.

Lo que hace que esas monedas latinoamericanas sean atractivas, de una manera que no lo son en el este de Asia, es que los dos grandes temas de este año parecen ser las materias primas y las tasas de interés.

Marc Chandler, estratega jefe global de Bannockburn Global Forex en Nueva York, a Reuters.

Puedes leer: Moody's pronostica depreciación del peso; Esquivel habla de fuerza

Tasa interbancaria mexicana, en niveles históricos

La tasa interbancaria en México se ubica en un nivel histórico de 9.25% y la de Brasil alcanza el récord de 13,75%. Ambos puntos de referencia ofrecen algunos de los diferenciales más altos del mercado frente a las tasas de interés de la Reserva Federal (Fed).

Pero La volatilidad electoral en Brasil podría restar brillo a la moneda sudamericana. Los brasileños se dirigen a una segunda vuelta el 30 de octubre entre el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva y el actual presidente Jair Bolsonaro.

Si Lula gana por un margen lo suficientemente amplio como para que no haya incertidumbre sobre los resultados, no es terrible para la moneda, que tiene los rendimientos reales más altos del mundo.

dijo Dirk Willer, estratega jefe de mercados emergentes de Citi Research en Nueva York.

Willer agregó que una eventual decisión de Lula de nombrar un ministro de economía favorable al mercado ayudaría a mantener a raya la volatilidad del tipo de cambio.

Del lado mexicano, un inminente retorno de capitales a Estados Unidos provocado por El aumento de la tasa de la Fed podría socavar el pesoa lo que se suman expectativas de desaceleración en la economía más grande del mundo.

La depreciación del peso mexicano se produciría en 2023

Alfredo Coutiño, head of Latin America de Moody's Analytics, estableció que la depreciación del peso mexicano se asentará a más tardar a principios de 2023estimando que la corrección restará hasta un 20% de la moneda.

Aunque esto podría darse en el período comprendido entre finales de 2022 y 2023, e incluso hasta 2024, apuntó Coutiño.

Tal movimiento llevaría al peso de regreso a sus peores niveles históricos vistos en 2020, de alrededor de 25 por dólar, desde el nivel actual de poco más de 20 pesos.

Me parece que el próximo año, mientras la Fed siga subiendo las tasas, el Banco de México podría hasta decir 'nos quedamos aquí' y creo que ese factor nos puede estar golpeando

comentó Carlos González, jefe de análisis de Monex.

El rendimiento superior de este año se vio respaldado por las continuas entradas de remesasque alcanzó un máximo histórico en julio, así como un fuerte crecimiento en las exportaciones y las entradas de inversión extranjera directa, dijeron los analistas.

Aún así, una probabilidad del 60% de una recesión en Estados Unidos, el mayor socio comercial de México, podría revertir el panorama.

Sigue leyendo: México, con miras a fortalecer relaciones comerciales con Brasil

Subir