Crédito Fiscal para Viviendas de Bajos Ingresos: cambian pautas para ampliar el acceso a la vivienda en EE.UU.

Crédito Fiscal para Viviendas de Bajos Ingresos: cambian pautas para ampliar el acceso a la vivienda en EE.UU.

Contenidos:

El Departamento del Tesoro extendió una regla para el Crédito Contributivo para Viviendas de Bajos Ingresos con la que busca ampliar la cantidad de proyectos inmobiliarios que son elegibles para el beneficio

La nueva regla aclara una regulación de 2018 aprobada por el Congreso que permitió a los constructores de viviendas más flexibilidad para calificar para préstamos.

La nueva regla aclara una regulación de 2018 aprobada por el Congreso que permitió a los constructores de viviendas más flexibilidad para calificar para préstamos.

Foto: Shutterstock

Modificación de una regla sobre el Crédito Tributario para Viviendas de Bajos Ingresos busca ampliar acceso a beneficios fiscales para desarrolladores que construyen bienes raíces asequibles en los Estados Unidos.

El Departamento de Hacienda anunció que se eliminó una regla del Crédito Contributivo para Viviendas de Bajos Ingresos sobre el monto de los ingresos para la elegibilidad de los proyectos de vivienda y por la ampliación de los plazos para su apertura.

Con la modificación, ahora es posible para proyectos inmobiliarios combinar una gama más amplia de niveles de ingresos de los residentes para desarrollos que buscan ser elegibles.

La nueva regla establece un promedio, en lugar de límites fijospara todas las viviendas nuevas que se construyan y que pretendan solicitar este tipo de crédito.

De acuerdo con Reutersla enmienda “aclara una ley de 2018 aprobada por el Congreso para permitir a los desarrolladores más flexibilidad para calificar para los créditos”.

Este 7 de octubre, la administración federal presentó el Plan de Acción para la Provisión de Viviendacon el que busca dar solución a la crisis de asequibilidad en el sector inmobiliario del país.

Cómo funcionará ahora la regla de vivienda asequible

Según la regla de límite máximo, los proyectos que buscaban calificar para el crédito fiscal debían disponer de al menos el 20% de las unidades de vivienda. para residentes con ingresos máximos del 50 % del ingreso medio (AMI) en su área local.

Proyectos que destinaron 40% de las unidades a personas con un máximo del 60% de AMI.

El crédito fiscal para viviendas de bajos ingresos puede compensar hasta el 70% de los costos del proyecto con viviendas asequibles.

Bajo la nueva regla, los proyectos que califican pueden tener al menos el 40 % de las unidades de vivienda designadas para residentes con un AMI promedio del 60 %que, según funcionarios del Tesoro citados por Reuterspermite una mayor diversidad de personas con diferentes niveles de ingresos.

Por su parte, Dave Borsos, vicepresidente de Mercados de Capitales del Consejo Nacional de Vivienda Multifamiliar, consideró que el cambio en la regla permitirá que más personas de bajos ingresos ocupen una vivienda en este tipo de complejos inmobiliarios.

Según el informe, es común que estas viviendas se alquilan por el 30% del valor de la renta bruta que tiene el arrendatario o incluso menos.

“La preocupación que teníamos como industria era qué sucede cuando tienes a alguien que de repente gana el 61% del umbral de ingresoslo que habría requerido que usted obligara a esa persona a abandonar la propiedad”, dijo.

Borsos agregó que la extensión de los plazos para la entrega de viviendas elegibles para el crédito fiscal también abre la posibilidad de que más proyectos busquen ayuda, dados los problemas de retrasos en la construcción y problemas en la cadena de suministro.

Subir