Estadounidenses sufren “fatiga de recesión”: en qué consiste

Estadounidenses sufren “fatiga de recesión”: en qué consiste

Contenidos:

Cada vez hay más personas en Estados Unidos con "fatiga de la recesión", un problema registrado en los últimos meses que puede ser crucial para futuras decisiones a corto y medio plazo

Los expertos dicen que la cantidad de estrés que se ejerce sobre los consumidores con futuros financieros inciertos, agitación política y aumento de la inflación los dejará

Los expertos dicen que la cantidad de estrés que se ejerce sobre los consumidores con futuros financieros inciertos, la agitación política y el aumento de la inflación los dejará "no dispuestos a seguir tomando buenas decisiones para su futuro".

Foto: Shutterstock

Las agresivas políticas de la Reserva Federal en su intento de frenar la inflación han causado estragos en los bolsillos y cabezas de los consumidores estadounidenses. La caída de los precios de las acciones ya ha eliminado más de $ 9 mil millones en riqueza de los hogares estadounidenses.

En su reunión más reciente, el presidente de la Fed, Jerome Powell, advirtió que los próximos pasos del banco central para combatir el aumento de los precios pueden causar "algo de dolor" en el futuro.

Dados los constantes movimientos en las tasas de interés y la creciente incertidumbre de una recesión económica, El 31% de los estadounidenses dijeron que no estaban equipados para este escenario. y no está haciendo nada para prepararse mejor, según un informe reciente de Bankrate.com.

La analista de Bankrate.com, Sarah Foster, dijo que “fatiga o depresión de la recesión” son los golpes que los estadounidenses están recibiendo para su seguridad financiera. Primero, con la pandemia del coronavirus, seguida de una inflación desenfrenada y el riesgo de una caída de la actividad económica.

Ella dice que se mantuvo motivada durante más de dos años para prepararse para tiempos económicos difíciles. Puede ser "agotador".

Jeffrey Galak, profesor asociado de marketing y experto en comportamiento del consumidor de Carnegie Mellon, dijo que la cantidad de estrés que se ha ejercido sobre las personas en los últimos dos años y medio, con futuros financieros inciertos, agitación política y aumento de la inflación, llevará, en algún momento, a ellos para quedarse, “Sin la voluntad de seguir tomando buenas decisiones para su futuro”.

El 21 de septiembre, la Fed elevó la tasa base al 0,75%, que subió en un rango de 3%-3,125%, el más alto desde principios de 2008. El ajuste está precedido por otros dos aumentos de 0,75% en julio y junio, además de alzas de 0,5% en mayo y 0,25% en marzo.

Las políticas monetarias buscan llevar la inflación a una meta del 2%. Sin embargo, en al menos seis meses no ha bajado de la franja del 8% interanual. En agosto se situó en el 8,3% tras alcanzar el 8,5% en julio, el 9,1% en junio, la cifra más alta en 40 años hasta el momento, -8,6% en mayo, 8,3% en abril y 8,5% en marzo, según la Oficina del Trabajo Estadísticas.

El aumento de tasas de la Fed puede reflejarse en costos más altos para pedir préstamos hipotecarios de tasa fija, para comprar un automóvil o incluso para obtener un préstamo comercial.

Enfrentando el riesgo de una recesión Los expertos recomiendan estar preparados. Para ello, sugieren optimizar los gastos, evitar las compras compulsivas, buscar fuentes de ingresos adicionales y buscar tener una mentalidad fresca ante el cambio.

Te puede interesar:
– Los minoristas 'enfrían' la contratación estacional por temor a una recesión
– Qué significa la “recesión creciente” por la que apostaría la Fed para enfriar la recesión
– Por qué a la Fed parece no importarle que haya una recesión


Subir