JetSmart comenzará a ofrecer vuelos entre Río de Janeiro y Buenos Aires y Santiago a partir de diciembre pero, a tres meses del inicio de operaciones, ambas rutas ya son, por volumen de ventas, las más importantes entre las 14 conexiones internacionales de la aerolínea de bajo costo. .

“Empezamos a vender boletos para ambas rutas a partir del 31 de agosto y en solo dos semanas ya hemos vendido 10,000 boletos. Y esa alta demanda no es solo para vuelos en la temporada de verano. Ya tenemos reservas hasta marzo”, dijo en un comunicado. entrevista a Efe el director comercial de JetSmart, Víctor Mejía.

El ejecutivo participó este miércoles en Río de Janeiro de un acto de relanzamiento de las operaciones de JetSmart en Brasil tras la suspensión provocada por la pandemia de covid.

La empresa fundada en 2016 y controlada por el fondo de inversión estadounidense Indigo Partners, comenzó a volar entre Santiago y las ciudades brasileñas de Salvador y Foz de Iguazú a fines de 2019 y planeaba comenzar a operar en Sao Paulo a principios de 2020 pero tuvo que suspender todas sus operaciones debido a la pandemia.

Este año se reanudaron los vuelos a Foz do Iguazú y ahora la empresa se reposiciona en Brasil con vuelos a Río de Janeiro.

La aerolínea, que en seis años de operaciones ha transportado unos 12 millones de pasajeros en su flota de 125 aviones Airbus A320 y A321 recientemente adquiridos, ofrecerá tres vuelos semanales entre Río de Janeiro y Buenos Aires a partir del 6 de diciembre con precios promocionales desde $90.

Y el 29 de diciembre, dos días antes de la famosa fiesta de fin de año en esta ciudad, comenzará a ofrecer cinco vuelos semanales entre Río de Janeiro y Santiago con tarifas desde $99.

“Estamos retomando nuestra presencia en Brasil y hemos decidido empezar por Río de Janeiro. Brasil es el principal origen y destino de los turistas aéreos de Argentina y Chile y un mercado muy atractivo que se está recuperando”, dijo Mejía.

Según las cifras publicadas por la agencia estatal brasileña de promoción del turismo, Embratur, en el evento, la cantidad de turistas internacionales que aterrizaron en Brasil saltó de 597.000 en todo 2021 a 1,4 millones solo en los primeros siete meses de 2022.

DEMANDA PERMANENTE

Según el ejecutivo, aunque Sao Paulo es el mayor destino de turismo de negocios de América del Sur, Río sigue siendo la principal puerta de entrada a Brasil para el turista común. La ruta entre Río y Salvador mueve unos 600.000 pasajeros al año, indicó.

El 37% de los turistas internacionales que recibía Brasil antes de la pandemia eran chilenos o argentinos, según Embratur.

“Nuestra idea es mantener las frecuencias durante todo el año porque la demanda es permanente. Si los argentinos y chilenos quieren estar en Río en verano, en invierno los brasileños buscan la oferta de vino y nieve en Chile y Argentina”, dijo Mejía.

La meta de Jetsmart es movilizar 100.000 pasajeros en el primer año en ambas rutas (124.000 incluyendo Foz de Iguazú) pero también aumentar las frecuencias, hasta una diaria, y los destinos en Brasil.

“Sao Paulo es la ciudad más grande de Brasil y obviamente queremos conectarla. Es algo que no estamos estudiando para este año, pero no descartamos que el próximo año ofrezcamos vuelos a otras cinco ciudades brasileñas, incluida Sao Paulo”, dijo.

“A futuro también nos vemos conectando Río con ciudades de otros países en los que operamos. En Perú ya somos un operador doméstico, como en Chile y Argentina, entonces uno de los siguientes pasos es conectar ciudades peruanas con brasileñas, " agregó.

El ejecutivo reconoce que tendrá que competir en Brasil con Flybondi, una aerolínea argentina de bajo costo que ya ofrece vuelos diarios a Sao Paulo, Río de Janeiro y Florianópolis, y con la convencional Latam, la más grande de la región pero cuyas tarifas son mucho más alto.

“Estamos a favor de la competencia y estamos listos para competir, pero nuestra intención es aumentar la oferta incluyendo pasajeros que antes no podían volar y ofrecer conexión aérea a toda la población de América Latina. Antes viajar en avión era un lujo y nuestra intención es convertirlo en un bien de consumo", dijo.

El operador para Sudamérica del fondo Indigo Partners, que también controla las aerolíneas Wizz Air (Europa), Volaris (México) y Frontier Airlines (Estados Unidos), cuenta con 72 rutas en los países que opera en la región (Argentina, Chile, Perú, Paraguay, Colombia, Uruguay y Brasil), incluidos los 14 internacionales.

carlos a moreno