Mark Zuckerberg, el fundador de Facebook y CEO de Meta, detesta levantarse todos los días y mirar su teléfono, normalmente cargado de malas noticias, como reconoció en una extensa y muy inusual entrevista con Joe Rogan, el responsable de una de ellas. el más popular en los Estados Unidos.

“Te despiertas en la mañana, miras mi teléfono, te llegan un millón de mensajes, cosas que entran. Normalmente, no es algo bueno. (…) Lo que está pasando en el mundo que tengo que atender ?" Zuckerberg.

“Es casi como si todos los días te despertaras y te dieran un puñetazo en el estómago”, agregó el responsable del Meta, quien explicó que, luego de procesar esa información, dedica una o dos horas a hacer ejercicio físico para despejarse.

Ese detalle de su vida es solo uno de los muchos que compartió Zuckerberg durante una entrevista de unas tres horas con el polémico Rogan, cuyo espacio ha sido duramente criticado en los últimos años por dar cabida a informaciones y teorías con escaso fundamento sobre el covid-19. , entre otras cosas.

El fundador de Facebook dedicó gran parte de la conversación a la realidad virtual, la gran apuesta actual de su empresa, y anunció que Meta lanzará un nuevo equipo para este tipo de contenidos el próximo mes de octubre.

Además, habló de su futuro, asegurando que, a pesar de la presión del cargo, no se plantea en absoluto abandonarlo, ya que tiene numerosos objetivos para los próximos 10 o 15 años.

Zuckerberg también tocó el tema de la responsabilidad social que tienen las redes y defendió que ve el papel de Facebook y el resto de sus productos como el de una plataforma para que la gente "pueda expresar lo que quiera y tener el contenido que quiera".

"Cada vez que tratamos de expresar algún tipo de opinión que es diferente a lo que la gente quiere, nuestros productos funcionan peor y estamos en un espacio muy competitivo", dijo.

Comparando redes sociales, aseguró que le cuesta pasar tiempo en Twitter -uno de sus rivales- sin enfadarse, por el tono de muchos de los usuarios, mientras que considera que Instagram -uno de sus negocios- es un "espacio súper positivo".

CONTROVERSIA ELECTORAL

Zuckerberg también fue cuestionado sobre el trabajo de "moderación" realizado en las redes sociales y, en concreto, sobre la decisión de Facebook en octubre de 2020 -justo antes de las elecciones presidenciales estadounidenses- de reducir la difusión de un artículo de prensa con acusaciones contra Hunter Biden, hijo del entonces candidato demócrata y ahora presidente, Joe Biden.

Según explicó, se limitó la difusión de esta información mientras era analizada por verificadores, decisión que se tomó luego de que el FBI solicitara al Meta que monitoreara posibles injerencias en el proceso electoral.

Esa respuesta generó hoy cierta polémica en Estados Unidos, pues ha sido ampliamente comentada por figuras conservadoras, quienes la ven como una admisión de que el FBI intentó ayudar a Biden a ganar contra el candidato republicano, Donald Trump.

“El FBI conspiró con Big Tech para silenciar los informes de prensa antes de las elecciones de 2020 en un intento de controlar su acceso a la información”, dijo hoy el líder republicano de la Cámara, Kevin McCarthy, a sus seguidores de Twitter.

Ante comentarios de este tipo, Meta no tardó en dar un paso al frente para recalcar que Zuckerberg no dijo nada que no hubiera dicho ya cuando compareció ante el Senado en ese momento y para recalcar que el mensaje del FBI era algo general sobre la injerencia extranjera en las elecciones y nada específico sobre Hunter Biden.