La migración es uno de los desafíos para lograr ciudades inclusivas que respondan a los Objetivos de Desarrollo Sostenible propuestos por la ONU, coincidieron este miércoles especialistas en la Cumbre Internacional del Hábitat para América Latina y el Caribe 2022 que concluyó en la ciudad de Guadalajara.

En la mesa de diálogo "El desafío de la migración para las ciudades latinoamericanas", Dana Graber Ladek, representante en México de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) dijo que la región enfrenta flujos migratorios mixtos "sin precedentes" que han afectado la calidad de vida de los habitantes de las ciudades fronterizas.

Consideró este problema como "uno de los temas más apremiantes por resolver" principalmente porque las políticas migratorias de Estados Unidos han provocado la expulsión de miles de personas que ha puesto en jaque la capacidad de acogida de países como México.

“Los flujos migratorios que llegan a la frontera sur (de México) se han incrementado exponencialmente entre 2021 y 2022 con la presencia de personas de Haití, Venezuela, Cuba y Centroamérica; Por otro lado, las políticas migratorias de Estados Unidos han provocado la expulsión de personas en situación de vulnerabilidad que han ejercido una presión importante en la capacidad de recepción de las ciudades de la frontera norte”, explicó.

Puso como ejemplo el caso de la ciudad fronteriza mexicana de Tapachula, en Chiapas, una de las ciudades con menores índices de bienestar social y donde solo 4 de cada 10 personas acceden al mercado laboral formal. En este escenario, los migrantes llegan con demandas de servicios básicos y empleo que no son satisfechas.

Por su parte, Aldo Morales, representante de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en Guadalajara, consideró que la migración no debe ser un problema sino una oportunidad para las ciudades, y puso como ejemplo los trabajos que no se ocupan y donde los migrantes pueden proporcionar mano de obra.

“Las ciudades tienen que considerar que en el marco de su planificación y organización, el componente de movilidad humana es un elemento fundamental, a diferencia de lo que algunas personas perciben (la migración) no debe ser un problema sino una solución”, aseguró.

Héctor Joaquín Silva de Luna, representante del grupo de migrantes de Reynosa, en el norte de México, destacó que las causas de la migración han cambiado y las familias salen de sus hogares huyendo de la violencia en sus lugares de origen y no solo en busca de una mejor calidad de vida.

Agregó que los migrantes que llegan a la frontera norte (vecina con EE.UU.) no solo son centroamericanos como antes, sino que ahora son de países como Ucrania, India y Rusia, lo que habla de la reconfiguración de la movilidad humana en el mundo.

La Cumbre Internacional sobre el Hábitat de América Latina y el Caribe 2022 fue organizada por ONU Hábitat, la Secretaría de Relaciones Exteriores de México y la Universidad de Guadalajara con una participación diaria de 1,800 gobiernos, especialistas, académicos y organizaciones civiles de todos los países de la región y los asistentes con la intención de generar una agenda urbana común.