La aerolínea Qantas informó este jueves que registró una pérdida neta de 860 millones de dólares australianos (596 millones de dólares estadounidenses o 596 millones de euros) entre el 1 de julio de 2021 y el 30 de junio de 2022, lo que representa el tercer año fiscal desfavorable por la covid-19. .

El monto registrado en el año fiscal 2021-22 es casi la mitad de las pérdidas que reportó en el período anterior.

El grupo Qantas dijo en su comunicado que la pérdida subyacente bruta, su referencia preferida, fue de 1.860 millones de dólares australianos (1.289 millones de dólares estadounidenses o 1.290 millones de euros).

"Esto eleva las pérdidas (brutas) totales desde el comienzo de la pandemia a más de 7.000 millones de dólares australianos (4.847 millones de dólares estadounidenses o 4.855 millones de euros)", dijo el director ejecutivo del grupo Qantas, Alan Joyce.

El directivo remarcó en el comunicado de su empresa que “en los últimos tres años el covid nos ha costado más dinero del que ganamos en los cinco años anteriores”.

Qantas explicó que durante este año fiscal, que se vio afectado por el impacto de las variantes delta y omicron y los costos de reanudar las operaciones tras la reapertura progresiva de las fronteras en Australia, los niveles de vuelo comenzaron en un 33 por ciento en comparación con los niveles previos a la pandemia.

Pero en el último trimestre repuntaron hasta un 68 por ciento.

Asimismo, el grupo Qantas, que ha recortado miles de puestos de trabajo durante la pandemia de covid-19 y desde entonces subcontrata los servicios terrestres, anunció que pretende ahorrar unos 1.000 millones de dólares australianos (692 millones de dólares estadounidenses). o 693 millones de euros) para el próximo ejercicio.

El grupo de aerolíneas, que no pagará dividendos, lanzó este mes un plan de recompra de acciones valorado en unos 400 millones de dólares locales (277,3 millones de dólares estadounidenses o 277,6 millones de euros).