El presidente estadounidense, Joe Biden, firmó este martes su ley estrella, la Ley de Reducción de la Inflación, que calificó como «una de las más importantes en la historia» del país y con la que busca salir reforzado de cara a las legislativas de noviembre, que se celebran en la mitad de su mandato.

Te puede interesar:  Mark Cuban dice que el 25% de las ofertas que hace en “Shark Tank” son rotundos fracasos

“Los demócratas votaron a favor de recortar el déficit para combatir la inflación haciendo que los ricos y las grandes corporaciones paguen una parte más justa, mientras que todos los republicanos se opusieron a exigir que las grandes corporaciones paguen un impuesto mínimo del 15%”, señaló en un acto en la Casa Blanca.