A tres meses de las elecciones legislativas estadounidenses, consideradas un referéndum de mitad de período, el presidente del país, Joe Biden, recibió este viernes la aprobación final del Congreso para su ambiciosa ley fiscal, climática y ambiental.

La llamada Ley de Reducción de la Inflación obtuvo 220 votos a favor y 207 en contra en la Cámara de Representantes controlada por los demócratas. El pasado fin de semana en el Senado, donde su mayoría es ajustada, necesitó el voto de desempate de la vicepresidenta, Kamala Harris, quien también ejerce como presidenta de esa cámara.