Crecimiento de España repunta a 1.1% en el segundo trimestre

Foto: AFP

El crecimiento de España repuntó con fuerza en el segundo trimestre del año, hasta el 1,1%, gracias a un alto nivel de inversión y un fuerte aumento del consumo, y pese al repunte de la inflación, según datos oficiales publicados este viernes.

Este buen comportamiento viene acompañado, no obstante, de una inflación vertiginosa, que alcanzó el 10,8% interanual en julio, 0,6 puntos por encima de junio (10,2%), según una estimación oficial.

La tasa de crecimiento fue "nueve décimas superior a la registrada en el primer trimestre", cuando se situó en el 0,2%, informó el Instituto Nacional de Estadística (INE) en un comunicado. El dato superó ampliamente la previsión del Banco de España, que pronosticaba un 0,4 por ciento.

Este fuerte crecimiento contrasta con las dificultades a las que se enfrentan muchos países europeos y se produce después de que España, duramente golpeada por la pandemia del Covid-19 en 2020, se hubiera rezagado en meses anteriores respecto a sus vecinos, muchos de los cuales ya estaban recuperados de pérdidas vinculadas a la crisis de salud

"Todos los indicadores apuntan a un fuerte crecimiento económico también entre abril y junio", había adelantado este martes la ministra de Economía española, Nadia Calviño, refiriéndose en especial al buen comportamiento de la inversión y a las condiciones "favorables" para las exportaciones, debido a la la depreciación del euro frente al dólar.

Según el INE, la inversión empresarial aumentó un 2,8% en el segundo trimestre, tras haber crecido un 3,4% en los tres meses anteriores. Las exportaciones aumentaron un 1,6%, tras un alza del 1,1% entre enero y marzo.

El consumo de los hogares, que había caído en el trimestre anterior (-2%) principalmente por el aumento de los precios de la energía, aumentó un 3,2% entre abril y junio, récord desde el segundo trimestre de 2021.

El Gobierno español ha admitido que espera una ralentización de la actividad en los próximos meses, debido al deterioro de la economía mundial ligado en particular a la guerra de Ucrania.

Madrid revisó a la baja su previsión de crecimiento para 2022, al 4,3% frente al 7% previsto inicialmente, y también para 2023, al 2,7% frente al 3,5% inicialmente previsto.

En cualquier caso, son previsiones más optimistas que las de la Comisión Europea, que espera un 4% este año y un 2,1% en 2023, y las del Fondo Monetario Internacional (FMI), que prevé un 4% en 2022 y un 2% el próximo . año.

Golpeada duramente por la pandemia de Covid-19, España vio caer su PIB un 10% en 2020. Desde entonces, la actividad económica se ha recuperado, pero a un ritmo más lento de lo esperado por el Ejecutivo.

El país, que creció un 5,1% el año pasado, no debería volver al nivel de actividad previo a la pandemia antes del tercer trimestre de 2023, según el Banco de España.

Subir