Economía

Pobreza en Argentina puede llegar al 50% en 2023 por la inflación


 

Con este panorama de inflación y baja actividad, la pobreza llegará a cerca del 50% en las elecciones de 2023. Para entonces están pendientes las reformas en los campos laboral, previsional y tributario”.

Eduardo Fracchia, director del área económica de la Universidad Austral

La pérdida de poder adquisitivo y la desaceleración en la generación de nuevos empleos en Argentina son las evidencias que utilizan los analistas para asegurar que hubo un aumento de la pobreza en el primer trimestre. Un informe del IAE de la Universidad Austral revela que a las elecciones de 2023 se llegará con un 50% de pobreza si la economía sigue sin acuerdos, sumado al nivel actual de inflación y actividad económica.

Tras el 37,3 % que alcanzó en el segundo semestre de 2021, proyectan que en los tres primeros meses, entre el 1,2 y el 3,2 % de la población cayera por debajo de la línea de pobreza.

“Lo que pasó en la segunda parte del año pasado es que las canastas básicas subieron menos que la inflación general. Los ingresos siguieron a la inflación pero las canastas fueron más bajas, tuvieron incrementos de menos del 15% y la inflación en seis meses rondaba el 20 por ciento. Ahora está pasando todo lo contrario. No solo creció la inflación en sí, sino que las canastas van por encima de la inflación”, explicó Leopoldo Tornarolli, economista e investigador del Cedlas de la Universidad Nacional de La Plata.

Te puede interesar:  El Salvador guarda la calma ante la caída del bitcóin y el efecto en sus reservas

La aceleración de la inflación -especialmente del precio de los alimentos-, que provocó una pérdida de ingresos del 20% en los últimos años, significa un salto de la pobreza de más de tres puntos porcentuales en relación al 35,5% que dejó Mauricio Macri.

La pobreza en Argentina se mide en función de los ingresos. El Indec calcula cada seis meses cuántas personas no pueden comprar los elementos básicos resumidos en la Canasta Básica Total (CBT). La línea de pobreza subió un 18% en los primeros tres meses del año, los ingresos deben superar esa cifra para evitar la pérdida del poder adquisitivo.

“Los ingresos de los sectores registrados pueden acercarse -aunque por debajo- a la inflación de las canastas, pero los sectores vulnerables sin duda pierden, por lo que la pobreza aumentará en el primer semestre”, dijo Tornarolli.

“En este primer semestre la inflación está creciendo aún más que el anterior, por lo tanto el ingreso por trabajador se deteriora. Algunos logran compensar si son formales con convenios colectivos o jubilados con aguinaldo y eventualmente este IFE 4”, señaló Agustín. Salvia, directora del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA). Y estimó: “En el mejor de los escenarios, gracias a estos beneficios, la pobreza cerrará en 38%, casi igual al semestre pasado”.