El Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (BERD) prevé una caída del 30% del Producto Interior Bruto (PIB) de Ucrania en 2022 y del 10% en el caso de Rusia, perspectivas que se basan en el escenario de que la guerra termine este año y en 2023 comienza la reconstrucción.

Con motivo de la apertura de su Asamblea General anual hoy en la ciudad marroquí de Marrakech, el BERD publicó su previsión de crecimiento revisada para las regiones en las que opera -Europa Central y Oriental, Asia Central y África del Norte- cuyas economías crecerán juntas. un 1,1% este año.