Economía

Inflación en Alemania sin tregua, en abril fue de 7.8%

La inflación alemana alcanzó su nivel más alto en más de cuatro décadas en abril, impulsada por el gas natural y los productos derivados del petróleo, cuyos precios han aumentado considerablemente desde la invasión rusa de Ucrania.

Los precios al consumidor, armonizados para hacerlos comparables con los datos de inflación de otros países de la Unión Europea conocidos como IPCA, aumentaron un 7,8 % anual, lo que representa un alza frente al 7,6 % de marzo, informó la Oficina Federal de Estadística de Alemania.

La lectura de inflación para Alemania, la economía más grande de la zona euro, precede a los datos del viernes para los 19 países.

Una encuesta de analistas de Reuters había apuntado a una lectura global del IPCA alemán del 7,6% en abril.

Según la oficina de estadística, la última vez que se registró una tasa de inflación tan alta en Alemania fue en 1981 debido a la primera Guerra del Golfo.

Te puede interesar:  Se desploma confianza del consumidor en EU

«La ligera relajación esperada de la presión inflacionaria, que parecía tangible en vista de la caída de los precios de la gasolina, no se ha materializado una vez más», dijo Elmar Voelker, analista bancario de LBBW.

Para el Banco Central Europeo, “esto se lee como otra solicitud clara de que finalmente abandone sus vacilaciones acerca de salir de su política monetaria ultralaxa”, agregó Voelker.

El gobierno alemán pronostica una tasa de inflación del 6,1% en 2022 y del 2,8% el próximo año, en base a los efectos de los precios de la energía, dijo el miércoles el Ministerio de Economía.

Por su parte, en España, la inflación dio síntomas de ralentización hasta el 8,4% en abril, según una primera estimación del Instituto Nacional de Estadística.

Esto representa una cifra menor en comparación con marzo de 9,8 por ciento. La ralentización, tras dos meses de fuertes subidas, se explica por «la caída de los precios de la electricidad y los combustibles», señaló la institución en un comunicado.

Te puede interesar:  Elon Musk desata la confusión sobre compra de Twitter y provoca su caída

El índice de precios al consumidor armonizado se ubicó en 8,3 por ciento.

Por su parte, la inflación subyacente, aquella que no tiene en cuenta algunos precios fluctuantes como los precios de la energía, aumentó un punto porcentual hasta el 4,4% respecto a marzo.

Otro país que también publicó sus cifras de inflación en abril fue Islandia con un aumento del 7,2% frente al 6,7% del mes anterior, mientras que en Bélgica se mantuvo en el 8,31 por ciento.

La inflación de la zona euro alcanzó un máximo histórico en marzo del 7,5 por ciento.