Opinión

El acceso a Internet, el reflejo de un gobierno extraviado

En su conferencia matutina de ayer lunes 2 de mayo, ante la pregunta expresa de un reportero sobre los avances del proyecto Internet para Todos, el mandatario expresó una serie de consideraciones. Destaca el hecho de que haya reconocido que les está costando cumplir con el compromiso de llevar conectividad a todo el territorio. Quienes conocemos las características de las redes de telecomunicaciones y sus aspectos económicos advertimos desde un principio que esta apuesta era simplemente inviable e irracional.

Tras reconocer que les está costando cumplir con ese compromiso, el mandatario se dedicó a elaborar una serie de explicaciones sobre el motivo de la demora, que más que dar una explicación lógica, reflejan las limitaciones de su gestión para entender el tamaño del desafío y, peor aún, del estado de la tecnología en telecomunicaciones, y como consecuencia de la combinación de ambos aspectos, el desconocimiento sobre los instrumentos de política que podrían haber contribuido a llevar la banda ancha a muchas zonas que hoy no cuentan con ese acceso, al menor costo posible sujeto al estado de la tecnología.

El siguiente comentario del presidente ilustra claramente la confusión y las limitaciones de su administración en el tema: “Nos está costando mucho cumplir con este compromiso porque no hay muchos avances tecnológicos en el mundo para buscar la conectividad, sobre todo en zonas remotas. .Aunque parezca increíble, no existen satélites para lograr esta comunicación por internet, aún no existe un desarrollo tecnológico que permita que los satélites iluminen todo el territorio nacional y brinden comunicación por internet”.

Te puede interesar:  La cumbre (cita)

En primer lugar, existen desarrollos tecnológicos que permiten brindar señales de Internet con tecnología satelital sobre el territorio nacional. Actualmente existen proveedores de este servicio en Estados Unidos y Canadá, por ejemplo. De hecho, al menos un par de proveedores que brindan el servicio en esos países también lo ofrecen en México. Entonces, la afirmación de que no hay tecnología para llevar Internet a comunidades remotas vía satélite es falsa.

Por otro lado, habló sobre el proyecto que se supone que es el proyecto central de su gobierno en materia de telecomunicaciones e Internet, me refiero a CFE Telecomunicaciones e Internet para Todos, respecto del cual comentó que tiene presupuesto, que no es un problema de falta de recursos económicos y reiteró que es un problema tecnológico. Lamentablemente, con el paso del tiempo, nos hemos podido dar cuenta de que simplemente nunca entendieron cuál era la raíz del problema y, por lo tanto, no han podido definir claramente cuál es el mandato preciso para esa empresa pública. Hablan de llevar “Internet para Todos” a zonas donde hoy no hay servicio, pero en sus pocas comunicaciones y presentaciones, los funcionarios de esta empresa se limitan a hablar de habilitar puntos de acceso gratuito a Internet. En 2020 señalaron que la meta para 2025 era instalar 200 mil de estos puntos, sea lo que sea.

Te puede interesar:  Estancamiento económico y alza de precios …¿Cómo estar preparado?

El caso es que al día de hoy todavía no informan con claridad qué han hecho con los casi 6.400 millones de pesos que la Cámara de Diputados ha aprobado para esta empresa para los años 2020 al 2022. A más de tres años de que avanzó la administración de El presidente López Obrador sigue sin dar pie con balón. No hay un solo informe en su sitio web sobre el progreso en sus ambiguas metas, ni sobre el uso del presupuesto, por lo que no hay transparencia. La otra apuesta del presidente es la red compartida operada por Altán, que lamentablemente encalló en 2021. El resumen es que en materia de conectividad no hay un plan serio, no saben dónde están parados y mucho menos a dónde quieren llegar. Es un ejemplo más de las limitaciones e ineptitud que caracterizan a la actual administración para enfrentar los desafíos con las mejores soluciones.

@GerardoFloresR