Sector Financiero

“Regulación, reto que valió la pena”


 

El pasado 19 de abril se publicaron en el Diario Oficial de la Federación los documentos de tres autorizaciones, dos como Instituciones de Financiamiento Colectivo: Ángeles en Arca y Top Kapital y una como Institución de Fondos de Pago Electrónico: Todito Pagos.

En entrevista con El Economista, Todito Pagos y Ángeles en Arca expresaron que la regulación fue un desafío; sin embargo, ambas empresas destacaron que contar con autorización es fundamental para operar y contar con la confianza de los usuarios.

“Fue un proceso lento, complicado, sobre todo porque tuvimos una pandemia, tuvimos dos años de confinamiento y hubo cambios dentro de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores. Nos tomó tres años obtener la autorización”, comentó Ricardo Dávila, director general de Todito Pagos.

Ambas sociedades operaban al amparo del artículo octavo transitorio de la Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera, dicho artículo ampara a las sociedades que operen con anterioridad a la publicación de la ley.

Te puede interesar:  La Agencia Nacional de Aduanas arrancó operaciones con 860 millones de pesos

“Tener el reglamento da mucha certeza a los usuarios, aunque ya teníamos operaciones, nos adherimos al transitorio octavo cuando se publicó la ley. Hoy tenemos un número importante de usuarios y vemos que les da mucha tranquilidad saber que estamos regulados y que mañana no cerramos el telón”, dijo Dávila.

Innovar con las reglas

Ambos directores coincidieron en que prepararse para la regulación implicó una reestructuración dentro de sus equipos de trabajo que los obligó a repensar la innovación en sus productos, para cumplir con las reglas.

“Uno de los grandes retos de este proceso es precisamente el cambio cultural interno en el equipo, para ser una empresa regulada hay que mantener el espíritu innovador, sin sentirse restringido por un marco legal”, comentó Luis X. Barrios, director general de Arkangeles, marca de Ángeles en Ark.

Barrios dijo que una empresa con poca preparación para un proceso regulatorio puede tener problemas en los procesos creativos y de innovación.

Te puede interesar:  Arturo Herrera y Luis Felipe López Calva tendrán cargos de dirección en el Banco Mundial