Empresas

IP reitera postura en contra del control de precios ante la inflación

Foto EE: Rosario Servín

 

Las empresas que operan en México están dispuestas a aportar una parte de sus utilidades para contener el aumento del costo de la canasta básica, lo que se traduce en un subsidio para la población que lo requiere, pero se oponen al control de precios que propone el gobierno federal como una estrategia para controlar la inflación.

“La propuesta de las organizaciones empresariales es que permitan el libre mercado, de tal manera que las empresas tengan una utilidad y aporten parte de la utilidad para que el subsidio se otorgue a la población que realmente lo necesita”, informó José Medina Mora. , presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

El líder empresarial aplaudió el diálogo entre el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador y el sector empresarial para controlar la inflación. Sin embargo, desde Coparmex y la Iniciativa Privada nos manifestamos contra el control de precios”, aseveró.

Te puede interesar:  Boeing registra afectaciones en la producción del 737 MAX

Advirtió que cuando un gobierno pone precio a la canasta básica, distorsiona los mercados y quien paga las consecuencias es el consumidor. “Esto se vio con gas licuadocontrol de cambio en el mercado, a ese precio máximo, la población que no requiere subsidio recibe subsidio, y hay un límite por debajo del precio y hacen que las empresas distribuyan, cuanto más venden, más pierden, y entonces pueden habrá escasez, y van al mercado negro y finalmente la población que debería recibir un subsidio, compra con sobrecostos”.

El pasado lunes, el presidente López Obrador anunció que próximamente anunciaría un plan antiinflacionario, que permitiría controlar los costos de la canasta básica.

Asimismo, el presidente de Consejo Coordinador Empresarial (ECC), Francisco Cervantes, anunció que habría un acuerdo para mantener los precios de los productos de la canasta básica.

Aunque, los empresarios coincidieron en que el problema de la creciente inflación viene del exterior, primero, de la pandemia que rompió la cadena de suministro de Asia a América, y luego de la guerra rusa en Ucrania que elevó la tensión mundial. , y mantiene el costo de las materias primas en aumento.

Te puede interesar:  Entre dudas, sindicatos inconformes y nuevas reglas, empresas alistan el pago de utilidades

El sector empresarial estima que la inflación se mantendrá alta durante 2022, que rondaría el 6% al cierre del año y posiblemente se estabilice hacia 2024, en niveles de 3% como propone el Banco de México (Banxico).