Empresas

México prevé exportar más azúcar a otros países que a EU


 

México planea exportar más azúcar a otros países que a Estados Unidos en el ciclo 2021-2022, según proyecciones de la Secretaría de Agricultura.

En esta temporada se estima que México producirá 6 millones 167 mil toneladas, de las cuales exportará 1 millón 939 mil. De estas ventas al exterior, 899.000 toneladas irían a Estados Unidos y el restante 1.040.000 toneladas a otros países.

Estados Unidos representa el mercado más rentable para las exportaciones mexicanas de este endulzante, porque mantiene una especie de unión aduanera con México, ya que las aduanas de ambas naciones cobran altos aranceles a las importaciones de azúcar de terceros países. En un informe, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos indicó que México exportaría tal cantidad de azúcar a otros países para cumplir con la meta del programa gubernamental de mantener existencias finales por valor de 2.5 meses.

Al mismo tiempo, los acuerdos de suspensión limitan las exportaciones de México a Estados Unidos a las necesidades residuales del mercado estadounidense para uso humano interno en un año comercial determinado después de restar la producción estadounidense y las importaciones de otros países.

Te puede interesar:  Por solicitud de la STPS, sindicato de telefonistas cede y no va huelga

En la última década, solo en otro ciclo, el de 2018-2019, México exportó más azúcar a otros países que a Estados Unidos. A su vez, la producción mexicana de azúcar esperada para esta temporada sería la tercera más grande de los últimos 10 años, superada por los ciclos 2012-2013 y 2018-2019.

Antes de 2008, México proporcionaba una parte insignificante de las importaciones de azúcar a los Estados Unidos, pero desde entonces se ha convertido en el mayor proveedor de ese mercado. La creciente contribución de México al suministro de azúcar de EE. UU. se produce a pesar del límite impuesto a las exportaciones del país a EE. UU. en virtud de los términos de los acuerdos de suspensión negociados con el Departamento de Comercio de EE. UU. en 2014.

Hasta 1993, las importaciones de azúcar estadounidense desde México se limitaban a pequeñas porciones asignadas conforme a las cuotas de azúcar de la Organización Mundial del Comercio (OMC) para Estados Unidos.

En 1994, se implementó el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), y los aranceles sobre el azúcar se eliminaron gradualmente durante un período de 15 años en el que periódicamente se importaba azúcar mexicana adicional.

Te puede interesar:  Los gigantes europeos del petróleo y del gas se lanzan al hidrógeno

En julio de 2006, Estados Unidos y México negociaron cuotas de importación adicionales y, en 2008, el comercio de azúcar entre los dos países quedó libre de aranceles y cuotas. Este arreglo permanece vigente bajo el Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá (USMCA) que reemplazó al TLCAN en 2020.

De 2008 a 2013, sin aranceles ni cuotas, la participación de México en las importaciones totales de EE. UU. creció considerablemente, alcanzando un máximo de 64% en 2013.

En 2014, ambos países negociaron acuerdos que suspendieron los derechos antidumping y compensatorios estadounidenses que se habrían aplicado al azúcar mexicano. Desde entonces, México ha limitado sus exportaciones.