Opinión

“Sobre la Constitución nada. Sobre la Constitución, nadie”

La Ley General de Protección de Datos Personales en Posesión de Sujetos Obligados tiene por objeto proteger los datos personales en posesión de: “cualquier autoridad, entidad, órgano y dependencia de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, órganos autónomos, partidos políticos, fideicomisos y fondos públicos, así como así como toda persona natural, jurídica o gremial que reciba y ejerza recursos públicos o realice actos de autoridad en los ámbitos federal, estatal y municipal”.

Esta ley define datos personales como “cualquier información concerniente a una persona física identificada o identificable”.

Un dato personal que un sujeto obligado no puede hacer público sin el consentimiento de una persona es el domicilio, salvo que pueda obtenerse a través de medios que sean públicos, tales como una guía telefónica, una base de datos o información que esté en Internet.

Con base en lo anterior, es probable que el presidente Andrés Manuel López Obrador esté violando la ley al difundir en su conferencia de prensa fotografías de los edificios donde supuestamente se encuentran las casas particulares de algunos de los periodistas que constantemente lo critican. El lunes vimos cómo mostraba fotos de un edificio donde aparentemente vive Carlos Loret de Mola.

Te puede interesar:  La Corte Corta y el Cannabis Irregular

Que yo recuerde, al tomar posesión de su cargo, AMLO juró “guardar y guardar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes que de ella emanen, y desempeñar leal y patrióticamente el cargo de Presidente de la República que el pueblo encomiéndame». ha conferido, buscando en todo el bien y la prosperidad de la Unión”.

Los mencionados en la rueda de prensa presidencial pueden, si creen que AMLO cometió un delito y pone en riesgo su seguridad al difundir sus datos personales, proceder legalmente en su contra.

Y hablando de transparencia, el presidente dijo ayer en su conferencia de prensa que «la regla de oro de la democracia es la transparencia», a pesar de que su gobierno ha ocultado más información pública que algunos de sus antecesores y que en sus campañas electorales y desde que asumió la presidencia ha asegurado que su gestión es más transparente que el cristal más transparente.

Los ejemplos abundan: el gobierno de la 4T declaró reservados o confidenciales datos del Tren Maya y del aeropuerto Felipe Ángeles, detalles de los contratos para la compra de vacunas anticovid, números reales de muertos por Covid, las causas que provocaron la muerte de 14 personas por abastecimiento heparina sódica al hospital regional de Pemex en Villahermosa (2020), la explosión del oleoducto en Tlahuelilpan, Hidalgo (2019), y detalles de la captura frustrada del narcotraficante Ovidio Guzmán, en Culiacán (2019), entre otros.

Te puede interesar:  Lecciones del fallido Panaut

Al tomar posesión de la presidencia, Andrés Manuel prestó juramento en la forma antes señalada y concluyó dicho juramento diciendo «y si no lo hiciere, que me lo exija la nación».

Tarde o temprano, la nación lo demandará porque “Nada sobre la Constitución. De la Constitución, nadie”, como escribió José María Iglesias, un auténtico liberal juarista del siglo XIX.

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Lugar: ruizhealytimes.com