Economía

¿Qué es la paridad de poder adquisitivo (PPP), para qué sirve y cuáles son los «peros»?

Ilustración EE: Nayelly Tenorio

 

El mundo se enfrenta a un aumento acelerado de precios, la inflación se convirtió en una de las principales presiones para la economía. Los alimentos y la energía son los productos que se han vuelto más caros en todo el mundo, aunque los aumentos en el nivel de precios son diferentes para cada país, lo cierto es que todos estamos viendo una pérdida en nuestro poder adquisitivo.

Uno de los recursos macroeconómicos que será importante analizar en los próximos meses será el paridad del poder adquisitivolo que permite comparar el comportamiento de los precios en diferentes países según el valor de sus monedas.

La paridad del poder adquisitivo (PPA) es un indicador, basado en una teoría económica, que analiza el tipo de cambio de las divisas desde un enfoque basado en el nivel de precios de determinados bienes y servicios.

Esta teoría sostiene que dos monedas están en equilibrio cuando el nivel de precios de «X», «Y» o un canasta de varios productos o servicios cuestan lo mismo en ambos países. Esto bajo el principio de “la ley del precio único”, que anula factores adicionales como costos de transacción, aranceles u otras restricciones al comercio global.

El índice PPA que calcula el OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) para sus países miembros y algunos otros, utiliza una canasta de bienes y servicios que forman parte del gasto final: consumo final de los hogares y del gobierno, formación de capital fijo y exportaciones netas a realizar. Con el nivel de precios de esta canasta, realiza conversiones a tipos de cambio, que en su mayoría no son iguales o cercanos a los tipos de cambio de mercado.

Por ejemplo, la OCDE calculó la PPA para México, considerando una canasta de bienes y servicios y su costo en el país respecto a su costo en Estados Unidos. El índice reflejó una conversión de tipo de cambio de 9.904 pesos por dólar durante 2021. En la realidad del mercado, el tipo de cambio al cierre de 2021 fue de 20,5 pesos por dólar.

Te puede interesar:  Aumenta la demanda de los bancos de leche materna en medio de la escasez de fórmula para bebés

Estos son otros ejemplos de PPP, según cifras de la OCDE:

Argentina (2020): la conversión del precio de la canasta daría un tipo de cambio de 29.169 pesos argentinos por dólar mientras que el tipo de cambio de mercado cerró en 70,5 pesos argentinos por dólar.

Brasil (2021): la conversión del precio de la canasta daría un tipo de cambio de 2.530 reales por dólar mientras que el tipo de cambio de mercado cerró en 5,4 reales por dólar.

Chile (2021): la conversión del precio de la canasta arrojaría un tipo de cambio de 435.220 pesos chilenos por dólar mientras que el tipo de cambio de mercado cerró en 758,9 pesos chilenos por dólar.

Colombia (2021): la conversión del precio de la canasta arrojaría un tipo de cambio de 1.352,8 pesos colombianos por dólar mientras que el tipo de cambio de mercado cerró en 3.743,6 pesos colombianos por dólar.

Costa Rica (2021): la conversión del precio de la canasta daría un tipo de cambio de 355,9 colones por dólar mientras que el tipo de cambio de mercado cerró en 620,8 colones por dólar.

Otro ejercicio que ejemplifica la teoría de la PPA es el que realiza cada año la revista británica The Economist, con el Índice Big Mac, que además de ofrecer un panorama global de los precios de uno de los productos más consumidos por los ciudadanos del mundo. – el Big Mac – analiza las conversiones de moneda de acuerdo con esta teoría.

Te puede interesar:  Los jubilados recibirían un aumento de 8.6% en sus cheques del Seguro Social en 2023 a causa de la inflación

¿Para qué se puede utilizar PPP?

Este indicador puede ser útil para los comerciantes de acciones internacionales cuando buscan hacer proyecciones sobre monedas potencialmente infravaloradas o sobrevaluadas.

Los inversionistas que poseen acciones o bonos en empresas extranjeras pueden utilizar esta conversión para predecir el impacto de las fluctuaciones en el nivel de precios sobre el tipo de cambio y así tomar decisiones sobre sus activos.

La PPA incluso se usa en algunos países para ajustar el PIB, considerando que la producción nacional desde una perspectiva de nivel de precios es una forma más precisa de comparar entre naciones.

¿Cuáles son los “peros” que se le ponen al PPP?

Como toda teoría económica, puede ser útil o no, depende.

En los últimos años, muchos economistas han documentado las razones por las que analizar el bienestar o poder adquisitivo entre países desde esta perspectiva puede caer en muchas omisiones.

Los precios no se pueden igualar, o en su caso, las monedas no estarán en equilibrio, porque hay muchos factores que influyen en el costo que paga el consumidor por ciertos bienes o servicios.

Entre estos factores se encuentran: los costos de transporte, las diferencias en los costos de producción, las diferencias en los sistemas tributarios (impuestos), la participación del Estado (subvenciones o incentivos) y la existencia de mayor o menor competencia en el mercado. Por mencionar sólo algunos.

Aunque la PPA no es una métrica de medición perfecta, sí permite la posibilidad de comparar precios entre países que tienen monedas diferentes.