Sector Financiero

Datos de transacciones, la nueva ventana de crecimiento para las fintech mexicanas


 

El uso de los datos transaccionales de los usuarios representa una oportunidad de crecimiento para las fintechs mexicanas, según Finerio Connect, y destaca que actualmente la ley de Open Banking o banca abierta pierde áreas de oportunidad por pendientes en el marco regulatorio.

“Solo puede acceder a la información de sus transacciones a través de su banco. La ventaja de la banca abierta es que puedes dar permiso a otras empresas para que tengan esa información y así acceder a servicios innovadores como herramientas de finanzas personales, por ejemplo. ejemplo; gráficas interactivas, ahorro automatizado, etcétera”, comentó José Luis López, director ejecutivo de Finerio Connect.

Recordó que el modelo para compartir información en banca abierta está previsto en la Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera, conocida como Ley Fintech. Aunque por el momento, la norma limita la información de los usuarios a ser compartida exclusivamente con las instituciones del sistema financiero y con estricto apego a los términos autorizados por el cliente.

Te puede interesar:  Arturo Herrera y Luis Felipe López Calva tendrán cargos de dirección en el Banco Mundial

La Ley Fintech establece en su artículo 76 que todas las entidades financieras están obligadas a compartir información transaccional de sus clientes, a través de interfaces de programación de aplicaciones informáticas (APIs, por sus siglas en inglés) estandarizadas.

Las entidades financieras que no implementen APIs, con el fin de compartir información con las entidades autorizadas, podrían ser objeto de una multa de 15.000 a 75.000 Unidades de Medida y Actualización (UMA), hoy equivalente a una multa de 1 millón 443, 300 a 7 millones 216.500 pesos.

Incluir instituciones no financieras

Incentivar a otras industrias a incorporar APIs, en su operación bajo un marco regulatorio, traería beneficios al ecosistema fintech, aunque los clientes y las empresas serían los principales beneficiados, ya que pueden trabajar en ofertas de productos o servicios personalizados para los clientes, según Finerio Conectar,

“La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) solo regula a las entidades financieras, hay empresas que no están reguladas por la comisión y emiten tarjetas no bancarias, por ejemplo tiendas por departamento, que no están obligadas a compartir datos, pero esta información queda solo como relevante”, comentó Luis López.

Te puede interesar:  La Agencia Nacional de Aduanas arrancó operaciones con 860 millones de pesos

De acuerdo con el director ejecutivo de Finerio Connect, la importancia de agregar información que se encuentra fuera del sistema financiero radica en los beneficios que estos datos pueden tener para la población no bancarizada.

“Es importante tener datos de otras industrias, por ejemplo, con información de telecomunicaciones se podría generar una calificación crediticia”, esto se debe a que en México el 50% de los adultos tiene algún producto financiero, pero el 90% tiene celular, por lo que es muy útil para sumar a la inclusión financiera en los créditos”, concluyó López.