Política

México disuelve unidad antidrogas que colaboró con la DEA por 25 años

México disolvió una unidad antidrogas que durante 25 años trabajó de la mano con la aAgencia Antidrogas de los Estados Unidos (DEA) en combate a crimen organizadorevelaron fuentes cercanas, lo que es un duro golpe para la cooperación bilateral en seguridad.

El grupo era uno de Unidades Especiales de Investigación (SIU) que operan en 15 países y que los funcionarios estadounidenses consideran «invaluables para desmantelar poderosas redes de contrabando y atrapar a innumerables capos de la droga en todo el mundo».

Él SIU son capacitados por la DEApero están bajo el control de los gobiernos nacionales, reveló la agencia Reuters.

En México, los más de 50 agentes de esa unidad policial fueron considerados entre los mejores del país y trabajaron en los casos más importantes, como la captura en 2016 de Joaquín «El Chapo» Guzmán, entonces jefe del Cártel de Sinaloa.

Cierre, una amenaza

El cierre amenaza con poner en peligro los esfuerzos de Estados Unidos para combatir a los grupos del crimen organizado dentro de México, uno de los epicentros del narcotráfico mundial multimillonario, y hacer que sea difícil de atrapar y el enjuiciamiento de los líderes de los cárteles.

Según Reuters, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador notificó formalmente a la DEA en abril del año pasado que la unidad había sido cerradasegún un agente de la DEA con conocimiento del asunto, hecho que fue confirmado por una segunda fuente.

Te puede interesar:  Refinería Dos Bocas de Pemex se vuelve más costosa

El cierre podría resultar costoso en las calles de los Estados Unidos, donde las autoridades luchan por frenar un aumento en las sobredosis que el año pasado provocó más de 100,000 muertes, en su mayoría relacionadas con un nueva ola de drogas sintéticas producido por los cárteles mexicanos.

El equipo de élite, fundado en 1997, fue el principal conducto de la DEA para compartir pistas sobre cargamentos de drogas y pruebas obtenidas en suelo estadounidense con el gobierno mexicano.

Según los informes, la agencia antidrogas de EE. UU. llevó a los nuevos miembros mexicanos de la unidad policial a sus instalaciones de última generación en Quantico, Virginia, para capacitarlos en las últimas técnicas de vigilancia.

Sigue funcionando una segunda unidad mexicana del SIU, con sede en la Fiscalía General de la República (FGR) e independiente del Gobierno.

México pone trabas a EE.UU.

Mike Vigil, ex jefe de operaciones internacionales de la DEA, cree que el cierre de la SIU y el restricción de la cooperación de seguridad por López Obrador perjudicará a ambos países.

El cierre de la SIU es el último ejemplo de una ruptura en la cooperación entre la DEA y México desde que López Obrador asumió el poder en 2018 y prometió reformar la política de seguridad nacional.

Según Vigil, el presidente también dificultó que los funcionarios de seguridad extranjeros operaran dentro de México, reprendiendo a la DEA por modus operandi lo que, a su juicio, equivale a «pisotear la soberanía de México».

Te puede interesar:  AMLO se compromete con papás Debanhi a resolver caso; conformará grupo de trabajo

En privado, los funcionarios estadounidenses dicen que el papel vital de México en el bloqueo del flujo de migrantes de América Latina, una de las principales prioridades de Washington, les deja una influencia limitada para presionar a López Obrador en otros temas, como la cooperación en seguridad.

Relación DEA-México, fracturada

La cooperación en seguridad entre la DEA y México se vio afectada en octubre de 2020, cuando el exsecretario de Defensa, salvador cienfuegosalegando que estaba en complicidad con un cartel de la droga.

Los fiscales estadounidenses liberaron rápidamente a Cienfuegos, citando consideraciones de política exterior «sensibles», pero López Obrador acusó a la DEA de ser «poco profesional» y fabricar pruebas en el caso.

En diciembre de 2020, el gobierno mexicano despojó a los agentes extranjeros de la inmunidad diplomática y obligó a los funcionarios locales a redactar informes sobre interacciones con agentes de seguridad extranjeros.

En el momento en que la unidad se disolvió formalmente, según una de las fuentes, había estado fuera del negocio durante algún tiempo, ya que el Guardia Nacional de México antepuso la disuasión de la violencia a las investigaciones de los cárteles de la droga.

Con información de Reuters