Economía

Fed perfila alza de 50 puntos base en tasa; peso se deprecia


 

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, admitió que un aumento de medio punto en la tasa de fondos federales está sobre la mesa.

“En la reunión de marzo, muchos de los miembros (del Comité Federal de Mercado Abierto de la Fed) dijeron que se avecinaban una o más alzas de 50 puntos básicos. Si repasamos el último ciclo de alzas, de hace unos tres años, las alzas fueron de un cuarto de punto, pero la inflación estuvo cerca del 3 por ciento. Ahora la inflación es mucho más alta y, desde mi perspectiva, creo que debemos avanzar más rápido. Y está sobre la mesa un movimiento o más de 50 puntos básicos”, explicó.

La inflación de marzo en Estados Unidos registró una variación de 8,5%, la más alta alcanzada en cuatro décadas.

La última vez que la Fed elevó las tasas de interés en medio punto porcentual fue en mayo de 2000, en el apogeo de la crisis de la burbuja de las puntocom. Y el precedente más cercano en el que el Comité subió las tasas medio punto o más varias veces en el año, fue en 1994.

El 15 de marzo, el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) de la Fed instruyó el primer aumento de la tasa desde 2018, en un movimiento de un cuarto de punto, que dejó el rango de tasa de referencia entre 0,25 y 0,50 por ciento.

Según explicó el banquero central, en una sesión durante las Reuniones de Primavera del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial, las decisiones del Comité se toman en cada reunión considerando la información económica más actualizada.

Estamos realmente comprometidos a utilizar todas nuestras herramientas para recuperar una inflación del 2%, como es nuestro objetivo”.

Jerome Powell, presidente de la Fed.

Te puede interesar:  Aumenta la demanda de los bancos de leche materna en medio de la escasez de fórmula para bebés

En el BCE en una posición acomodaticia

En el mismo panel participaron la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva y la ministra de Economía de Indonesia, Sri Mulyani Indrawati, en su calidad de presidenta del G-20.

Lagarde dijo que se mantendrán en una posición acomodaticia ante la alta incertidumbre que se mantiene por la guerra de Rusia contra Ucrania.

“Nuestra política monetaria dependerá de los datos recibidos y de la evolución de las perspectivas. En las condiciones actuales de alta incertidumbre, mantendremos la puerta abierta para movimientos graduales en las decisiones que nos garanticen la flexibilidad para responder adecuadamente a las circunstancias que se presenten”.

Como hizo Powell en su ocasión, el banquero central dijo que el BCE tomará todas las herramientas a su alcance para cumplir con su mandato de estabilidad de precios en un entorno que garantice la estabilidad financiera.

“La injusta guerra contra Ucrania está generando riesgos regionales (en Europa) que pueden afectar los mercados financieros de la zona euro. De ahí la importancia de tomar decisiones paso a paso, gradualmente”, afirmó.

alerta emergente

La ministra de Finanzas de Indonesia, Sri Mulyani Indrawati, en su calidad de presidenta del G-20, comentó que las economías emergentes tienen claro que las decisiones que tomarán Estados Unidos y China serán decisivas para las condiciones financieras globales.

Te puede interesar:  Recesión: Bill Gates asegura que todo lleva a una desaceleración económica mundial

Mientras las decisiones de la Fed y China sean bien comunicadas, los bancos centrales de las economías emergentes tendrán tiempo suficiente para tratar de ordenar el impacto de los ajustes, dijo.

Muchos bancos centrales emergentes han comenzado a orientar sus posiciones por adelantado, tienen cuentas externas en posiciones manejables y están menos expuestos a las decisiones de la Fed, dijo.

FMI pide responder adecuadamente

En su ocasión en el conversatorio, la directora gerente del FMI destacó que a pesar de la situación de incertidumbre por la guerra, son pocas las economías que corren el riesgo de caer en una nueva recesión. Rusia y Ucrania están claramente en ese territorio.

Los mercados emergentes aún se mantendrán un 6% por debajo de los niveles de crecimiento económico previos a la pandemia debido al impacto que la situación de guerra está teniendo sobre la inflación a partir de ahora, aseveró.

La incertidumbre sobre la guerra ha borrado dos años de progreso logrado por las economías globales después de la pandemia, y mi mayor preocupación, reconoció Georgieva, es que las perspectivas de recuperación pueden empeorar por la inflación de los alimentos y las autoridades tienen menos espacio fiscal para apoyarlas.

ymorales@eleconomista.com.mx