Economía

Alza de precios en marzo motiva revisiones al alza en expectativas de inflación: BofA


 

La inflación observada en marzo es solo una muestra del primer impacto que tendrá el alza global de los precios de los alimentos y los combustibles en todas las economías del mundo, advirtieron economistas de Bank of America Securities (BofA Securities).

«Creemos que no hemos visto lo peor de la inflación y por lo tanto enfrentaremos bancos centrales más agresivos y mayores presiones sociales, especialmente en las economías emergentes de América Latina».

En un nuevo análisis, revisaron al alza sus previsiones de inflación para Brasil, Chile y México, siendo las previsiones para esta última economía las más moderadas con apenas un cuarto de punto.

Ahora, anticipan que la economía que lidera Jair Bolsonaro presentará una variación de 8% luego de alcanzar un máximo de 11,5% en abril. La nueva previsión de fin de año es superior al 6,5% anterior.

Para Chile esperan una fluctuación de 7,5% a fin de año, mayor al 6,5% de inicio.

Te puede interesar:  Se desploma confianza del consumidor en EU

Para México esperan una variación anual de 6.5% al ​​cierre del año frente al 6.2% estimado para el mes anterior. Según los expertos de BofA Securities, «la combinación de un bajo estímulo fiscal y un banco central relativamente creíble han atenuado las sorpresas inflacionarias».

Tras advertir que ningún banco central quiere volver a la década de 1970, cuando la inflación regional generaba altos costos, destacaron que las autoridades monetarias tienen claro que la lucha por reducir la escalada de precios también desalentó el crecimiento en la siguiente década.

Salario mínimo

Dentro del análisis, Sorpresas inflacionarias que no sorprenden, detalla que los gobiernos han tratado de contener el impacto de la inflación a través de políticas no convencionales como subsidios a los combustibles y exenciones de impuestos para alimentos específicos.

Pero también han buscado aumentos en el salario mínimo para brindar apoyo a la población, lo que puede generar presiones adicionales sobre la inflación, ya que los aumentos generalizados en los salarios alimentan la presión sobre la economía”, refirieron.

En contraste, los shocks de precios de los alimentos generan efectos limitados, afirmaron.

Te puede interesar:  Colombia registró cifras récord por ingreso de remesas durante 2021

«Creemos que la inflación de marzo solo muestra el impacto de primer orden de la alta inflación de alimentos y combustibles».

ymorales@eleconomista.com.mx