Netflix está estudiando la posibilidad de ofrecer un modelo de suscripción con anuncios a cambio de un precio más bajo, una opción que estaría disponible «durante el próximo año o dos», según su cofundador, Reed Hastings.

La propuesta surgió durante una intervención virtual dirigida a sus inversores, tras anunciar que la plataforma ha perdido 200.000 suscriptores durante el primer trimestre de 2022, periodo en el que obtuvo unas ganancias netas de 1.597 millones de dólares, inferiores a los 1.706 del año anterior.