La calificadora de riesgo Moody’s dijo este lunes en un informe que pronostica que Panamá estará sujeta a presiones inflacionarias «moderadas», en un entorno global de crecimiento en los precios de las materias primas y alta volatilidad.

La inflación en Panamá cerró 2021 con una variación interanual de 2,6% y un acumulado entre enero y diciembre de ese año de 1,6%, tasas que contrastan con la variación de -1,6% de 2020, año de parálisis económica casi total por la pandemia , -0,4% acumulado entre enero y diciembre de 2019 y 0,8% en 2018.

En un entorno global de alta volatilidad, “el incremento en los precios de las materias primas incrementará las presiones inflacionarias, pero se mantendrá moderada en relación a otros países de la región dada la economía totalmente dolarizada de Panamá”, dijo Moody’s.

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) reflejó al cierre de febrero pasado una tasa interanual del 2,7%, según estadísticas oficiales, que indicaron que el incremento más pronunciado lo registró el rubro transporte con un 10%, seguido de educación (2,5%). ; restaurantes y hoteles (2,5%); alimentos y bebidas no alcohólicas (2,3%); y vivienda, agua, electricidad y gas (1,9%), entre otros.

Te puede interesar:  Gasto real en Argentina creció 15% a abril y complica meta con el FMI

Panamá es importador neto de combustibles y desde febrero pasado registra los precios más altos de gasolina y diésel en casi una década, con más de un dólar por litro. Esto está impactando en todos los segmentos económicos debido al alza en los costos de distribución.

El 30 de marzo, el gobierno del presidente Laurentino Cortizo aprobó una asignación de 8 millones de dólares para subsidiar el creciente costo del combustible del transporte público (taxis y buses) y evitar el aumento de tarifas.

Esta medida, que replica una aprobada entre noviembre y diciembre pasados ​​por 3 millones de dólares, no ha evitado, sin embargo, paros de transportistas en la provincia de Panamá Oeste, cercana a la capital, donde los choferes exigen revisión del precio del pasaje y congelamiento de los combustibles.

CONTINUARÁ LA RECUPERACIÓN DE LA ECONOMÍA DE PANAMÁ

En el informe difundido este lunes, en el que Moody’s mantiene una perspectiva estable para el sistema bancario de Panamá, la calificadora señaló que «a pesar de las crecientes presiones inflacionarias, la recuperación» de la economía y la banca de Panamá continuará.

Te puede interesar:  Se desploma confianza del consumidor en EU

«Esperamos que la economía de Panamá siga creciendo a un ritmo superior a la tendencia durante los próximos 12 a 18 meses, respaldada por su posición como centro logístico regional, la inversión continua en el país y la expansión de la producción minera. Luego de una contracción del 17,9 % en 2020 , la economía se recuperó 15,3% en 2021 y se espera un crecimiento de 6,5% en 2022”, dijo la calificadora.

Los bancos panameños mantendrán niveles de reservas adecuados para absorber las incertidumbres derivadas de la alta volatilidad global y seguirán siendo financiados principalmente por depósitos básicos, aunque la competencia y el aumento de las tasas ejercerán presión sobre los costos de fondeo.

Los activos líquidos seguirán siendo abundantes y seguirán compensando los riesgos derivados de la falta de un banco central en Panamá, agregó Moody’s.