Economía

Inflación de marzo se acelera, se ubicó en 7.45% anual: Inegi


 

(La inflación subyacente) genera ruido porque las presiones inflacionarias aún no están contenidas a pesar de los esfuerzos que se están haciendo en materia monetaria (…) y parece difícil cómo romper esta inercia en espiral ascendente”.

James Salazar, subdirector económico de Cibanco.

La inflación de marzo se ubicó en 7,45%, la cifra más alta desde enero de 2001 cuando fue de 8,11 por ciento. En su medición mensual aceleró 0,99%, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) superó las expectativas del mercado. La Encuesta Citibanamex estimó un nivel de 7.34%, mientras que la encuesta de Reuters estimó 7.36 por ciento.

De esta forma, la inflación estuvo 13 meses por encima del rango meta fijado por el Banco de México (3%, +/- un punto porcentual) y la sexta vez consecutiva que se encuentra por encima del techo de 7 por ciento. .

Si bien la tasa general del INPC ha presentado altibajos en sus tasas anuales, el problema es la trayectoria de la inflación subyacente, ya que lleva 16 meses consecutivos subiendo y muy posiblemente en abril la inflación subyacente supere a la inflación general, él dijo. James Salazar Salinas, subdirector de análisis económico de CI Banco.

«Esto genera ruido porque las presiones inflacionarias aún no están contenidas a pesar de los esfuerzos que se están haciendo en el tema monetario (…) y parece difícil romper esta espiral ascendente de inercia en el rubro subyacente», dijo en entrevista.

El subdirector de análisis económico de CI Banco y Janneth Quiroz, subdirectora de análisis económico de Monex, coincidieron en que el Banco de México volverá a subir la tasa en 50 puntos base durante su reunión de política monetaria de mayo para dejarla en 7.00 por ciento. Incluso existe la posibilidad de un escenario de aumento de 75 puntos básicos.

Te puede interesar:  Se desploma confianza del consumidor en EU

El Banco de México subió la tasa interbancaria de referencia en 50 puntos básicos el mes pasado para dejarla en 6.50%, fue su séptima subida consecutiva y destacó mayores riesgos para la inflación por la intervención militar de Rusia en Ucrania.

Índice subyacente se situó en 6,78% anual

Para el índice subyacente, que elimina del cálculo los bienes y servicios con precios más volátiles, el Inegi anunció que se ubicó en 6,78%, el nivel más alto desde abril de 2021 cuando se ubicó en 6,79 por ciento.

La aceleración mensual de 0,72% de la inflación se debió a presiones en varios ámbitos, pero fueron los precios de las mercancías los que ejercieron mayor presión en el tercer mes del año.

“La inflación subyacente sigue siendo preocupante porque acumula 16 meses seguidos de alzas y sabemos que esta inflación es la más importante para las decisiones de política monetaria del Banco de México”, dijo Quiroz Zamora en una entrevista.

Los precios de las mercaderías aumentaron 8,69% en su comparación anual y 0,93% mensual, mientras que los servicios mostraron un alza de 4,62% ​​anual y 0,47% frente a febrero.

El entrevistado agregó que la variación anual de los precios de las mercancías es la más alta desde mayo de 2000.

El aumento del rubro tiene que ver con la presión alcista de alimentos, bebidas y tabaco, y mercancías no alimentarias, que registraron una variación anual de 10,08 y 7,17%, respectivamente. La categoría de alimentos, bebidas y tabaco no registraba un aumento de dos dígitos desde enero de 2000.

“Otro dato que no contribuyó en marzo fue la alta volatilidad del tipo de cambio. A principios de marzo la moneda presentó una fuerte depreciación y considerando que gran parte de la mercadería es importada, se vio afectada”, comentó Quiroz.

Te puede interesar:  Colombia registró cifras récord por ingreso de remesas durante 2021

Por su parte, Invex destaca en un informe que “la inflación subyacente se mantiene al alza a pesar de la firme posición adoptada por el Banco de México. Parece que la contaminación del componente secundario (que ha sufrido problemas de suministro, interrupciones en la cadena de suministro y conflictos geopolíticos) no es la principal fuente de presión sobre el componente subyacente. La demanda está comenzando a generar una presión cada vez mayor”.

Inflación no subyacente 9,45% anual

Por su parte, la inflación no subyacente se aceleró 1,79% frente a febrero, con lo que la variación anual fue de 9,45 por ciento. En el interior, los agricultores registraron las mayores alzas, con un alza de precios de 16,12 por ciento.

“(En la agricultura) las frutas y hortalizas aumentaron 20,35% anual y la ganadería 12,96%, esto se debe a los reportes de sequía en Estados Unidos, con lo cual hay un nuevo choque de oferta de este tipo de productos”, agregó Quiroz.

En tanto, energía y tarifas autorizadas por el gobierno presentaron una tasa anual de 4.73% y mensual de 2.24%.

“Los estímulos fiscales han ayudado a contener el precio internacional del petróleo y que no se refleje tanto a nivel local, aunque esto tiene otros costos negativos. El estímulo reprime la inflación, pero no la controlas, reprimes los aumentos en los precios de los combustibles”, dijo Salazar Salinas.

santiago.renteria@eleconomista.mx