Economía

Hay riesgos fiscales ante bajo crecimiento para este año y el 2023: Fitch


 

Los riesgos fiscales de México están sesgados a la baja y es posible que los mayores ingresos que recibirá el país por los mayores precios del petróleo sean insuficientes para alcanzar el objetivo fiscal de 3% del PIB, advirtió Fitch.

En un comentario especial, analistas de la agencia estimaron que los ingresos petroleros aumentarán 1,1% del producto este año, pero advirtieron que ese beneficio será consumido por el gasto que significará para las arcas, el subsidio a la gasolina.

En un análisis especial para México, explicaron que “la persistencia del mal desempeño económico pone a la deuda en una senda de aumento constante como proporción del PIB”.

Calcularon que la deuda de México se mantendrá «generalmente estable» en torno al 48% del PIB. Pero sin una fuerza interna que impulse el crecimiento, la deuda seguirá una trayectoria de aumento constante.

Respecto a los lineamientos preliminares del presupuesto para el próximo año, los Precriterios Generales de Política Económica 2023, observaron que el gasto público seguirá presionado por el incremento en el costo del endeudamiento así como por la deuda indexada a la inflación.

Te puede interesar:  Aumenta la demanda de los bancos de leche materna en medio de la escasez de fórmula para bebés

El documento considera que los mayores ingresos del comercio petrolero no serán suficientes para compensar estas presiones y el compromiso del gobierno de mantener el precio de la gasolina en niveles estables.

En este nuevo análisis, titulado “Proyecciones optimistas inclinan a la baja los riesgos presupuestarios de México”, proyectaron que los ingresos tributarios disminuirán 1.2% del PIB respecto del presupuesto aprobado este año.

Subrayan que “un menor crecimiento económico respecto a estimaciones anteriores también afecta a los ingresos estimados”.

Cuando el gobierno recorta su pronóstico de crecimiento económico, que fue la base del presupuesto federal, se supone que no tendrán los ingresos previstos en diciembre. Y para honrar el compromiso con la estabilidad fiscal, la alternativa es ajustar el gasto público, subrayó.

Así, los ingresos del gobierno federal disminuirán en 0.1% del PIB, según sus cálculos, ya que la revisión del PIB nominal también se ve afectada por el efecto de la inflación proyectada.

Estimaciones optimistas

En los Precriterios publicados por Hacienda el 1 de abril recortan la previsión del PIB para este año a un rango de 1,4 a 3,4%, lo que deja la estimación de crecimiento puntual en 3,4%.

Te puede interesar:  Colombia registró cifras récord por ingreso de remesas durante 2021

Esta nueva proyección oficial está lejos del 4,1% estimado en diciembre y también está lejos del 2% que la calificadora tiene como su expectativa revisada.

Para el próximo año, Hacienda proyecta un rango de crecimiento del PIB entre 2,5 y 3,5% anual. Este pronóstico es ligeramente más bajo que el pronóstico original de 2,9 a 3,9 por ciento.

La calificación de México en Fitch es la más baja entre las calificadoras, correspondiendo a “BBB-” con perspectiva estable, que es el nivel más bajo del grado de inversión.

ymorales@eleconomista.com.mx