Mercados

Mercados, a la espera de la decisión de la Fed, ¿qué pasará con las bolsas y el peso?

Los mercados financieros están a la espera de lo que Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed) en el aumento de la tasa de interés, ya que un aumento será determinante en el curso de los mercados bursátiles y el peso mexicano.

Dos años después de que la Fed rebajara su tipo de interés a mínimos históricos para aminorar el golpe de la pandemia en COVID-19 en la economía e inyectar liquidez a los mercados financieros, los ojos están puestos en esta decisión que tiene tintes de apertura más episodios de volatilidad.

Ahora, los inversionistas esperan que este 16 de marzo, el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) realiza la primera suba de la tasa de referencia desde 2018.

De ahí que se estima que la magnitud del aumento dependerá del desempeño de los mercados, en un momento en que la inflación está causando estragos a nivel mundial.

Puedes leer: La inflación toma vuelo, ¿a qué nivel terminará 2022?

El consenso apuesta por una subida de 25 puntos

El consenso de analistas estima un alza de 25 puntos básicos a la tasa de interés en la reunión de la Fed esta semana, aunque un aumento de 50 puntos básicoslo que puede acentuar la volatilidad que han experimentado los mercados bursátiles a principios de 2022.

En caso de que se cumpla el consenso de analistas, es un hecho que el mercado ya había descontado. La sorpresa sería que debido a los niveles actuales de inflación, la Fed suba su tasa en 50 puntos base, lo que podría desencadenarse ante un escenario de mayor volatilidad

dijo Humberto Calzada, economista jefe de Rankia Latinoamérica.

La inyección de liquidez del banco central estadounidense impulsó los principales índices de mundo financiero y de economías de mercados emergentes a niveles récord; sin embargo, las presiones inflacionarias pueden empujar a la Fed a endurecer su política monetaria.

Te puede interesar:  Mercado de criptomonedas borra 200,000 mdd; bitcoin roza los 26,000 dólares

Esto se debe a que los precios de las materias primas, incluidos el petróleo y los metales, se dispararon tras el estallido del conflicto entre Rusia y Ucrania.

perspectiva incierta

R) Sí, un movimiento en línea con lo que espera el mercado Incluso daría margen a que las bolsas recuperaran parte de las pérdidas que han registrado a lo largo de este año.

Sin embargo, junto con la adopción de un sistema más hawkish de la Fed desencadenaría una ola aún mayor de aversión por los activos de riesgo, como las acciones.

Un punto clave serán las proyecciones proporcionadas por la Fed sobre inflaciónque en Estados Unidos se encuentra en su punto más alto en 40 años, así como el crecimiento económico, ante la incertidumbre generada por la escalada de tensiones geopolíticas en Europa.

Si persiste un sentimiento negativo, el bolsa mexicana de valores puede corregir a la baja, a pesar de que ha superado a sus pares estadounidenses hasta 2022.

A modo ilustrativo, el S&P 500 acumula una caída del 12,4% en el periodo, en territorio bajista, mientras que el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC)que incluye a las empresas mexicanas más líquidas, cayó 0.87%.

Lo que estaríamos viendo es que, a pesar de que la Bolsa Mexicana de Valores se ha desvinculado del contexto internacional, podría tener este efecto que verían los mercados internacionales y veríamos disminuciones por la correlación que tiene con Estados Unidos. Bolsas de valores de los estados.

calzada segura

Depreciación del peso, ¿inmediata?

Los ciclos de subidas de tipos de interés tienden a reforzar la dólar frente a las monedas emergentes, pero en esta ocasión la magnitud de la depreciación del peso mexicano dependerá del tono que adopte la Fed para el resto del año y de la reacción de los inversores.

Te puede interesar:  CNBV pisa el acelerador; da aval para tres fintech más 

Normalmente, cuando la Fed restringe su política monetaria es un mal momento para las divisas de los países emergentes, porque los inversores empiezan a ver atractivo en los bonos estadounidenses y ajustan sus carteras

comentó Jorge Gordillo, director de análisis económico de CI Banco.

A principios de esta semana, el Rendimientos de los bonos del Tesoro de EE. UU. a 10 años alcanzó un nivel de 2,14%, el más alto desde julio de 2019, mientras que el tipo de cambio se ha visto presionado por la invasión de Ucrania.

Desde el inicio del conflicto acumula una depreciación del 3% y se ubica en 20,9105 pesos por dólar, según el precio de referencia de Banco de México (Banxico).

Para el analista de CI Banco, el tipo de cambio aún puede mantener su estabilidad y cotizar por debajo de los 21 pesos por dólar, al menos hasta fin de año. Mientras tanto, Rankia anticipa que una aceleración de las subidas de tipos por parte de la Fed la llevaría a 22 unidades por dólar.

Durante este año se esperan al menos seis subidas de la tasa de financiación de la Fed, o un incremento de hasta 150 puntos básicos, para situarla en el 1,50%, desde el rango del 0% y el 0,25% en el que se encuentra desde 2020.

Sigue leyendo: La guerra económica abre la puerta a una mayor inflación en EE.UU. y México