Opinión

Regresión energética

La principal promesa de la reforma energética peñista fue la participación de la iniciativa privada en la explotación y distribución de combustibles en México. Antes, durante el gobierno de Calderón, los «productores independientes», casi todos extranjeros, incursionaron en la generación eléctrica.

Durante dos décadas, el capital privado financió la construcción de 34 plantas de cogeneración y 239 plantas de autoabastecimiento, que actualmente producen un tercio de la electricidad que requiere el país.

¿Afectaría un exceso de oferta a los consumidores? Por mandato legal, la CFE se vio obligada a comprar a empresas privadas y nació el sistema eléctrico que solo beneficiaría a la iniciativa privada pero sobre todo pulverizó a las empresas estatales.

Hace ocho años, la Comisión Federal de Electricidad dividió el parque de generación en seis empresas autónomas y también dividió el mecanismo de comercialización. Una parte estuvo a cargo de CFE Distribución y la otra, CFE Abastecimiento Básico, para facturar el servicio a 46,2 usuarios. Para competir en la venta de energía eléctrica a grandes consumidores se creó CFE Calificados, pero al no contar con energía propia, terminó como un simple intermediario al servicio de generadores privados.

¿Lo peor imposible? Estuvieron el despacho y el contrato legado -cuya eliminación es una de las principales propuestas de la reforma energética de la Cuarta Transformación- que redujo al mínimo la operación de las centrales de CFE y prohibió un sistema lesivo para las finanzas estatales.

CFE se vio obligada a comprar energía y capacidad a los generadores a precios de mercado. La energía no despachada —119 TWh, equivalente al 45% de la capacidad instalada de la empresa estatal— representó pérdidas de 215,4 mil millones de pesos anuales. Y la compra de energía a generadores privados implica un desembolso anual de 222,900 millones de pesos.

CFE Suministros Básico tiene legalmente prohibido adquirir energía de las plantas de CFE, por lo que debe comprar energía a generadores privados, la mayoría proveniente de energías renovables, a través de subastas a largo plazo.

A través de estas subastas, CFE se vio obligada a comprar energía en contratos de largo plazo a los denominados productores independientes durante 25 años. El mercado de corto plazo, con ofertas con 24 horas de anticipación, es del 25% en México.

Las finanzas de Petróleos Mexicanos y la CFE son una prioridad para el Tesoro Público. Al cierre del primer semestre de 2021, la petrolera y sus subsidiarias consolidaron una deuda de 2,241 millones de pesos. Durante ese período se ejercieron 133.299 millones de pesos en inversión física, principalmente destinados a proyectos de exploración y producción. Adicionalmente, 53.416 millones se destinaron a aportes de capital a PTI Infraestructura de Desarrollo, subsidiaria a cargo del proyecto de la nueva refinería Dos Bocas, y otros 1.486 millones en la línea de negocio de fertilizantes.

Para el año fiscal 2021, la Ley de Ingresos autorizó para Pemex y sus empresas productivas un monto de endeudamiento interno neto de hasta 22,000 millones de pesos y un endeudamiento externo neto de hasta 1,000 millones de dólares. La posibilidad de sobrepasar estos límites estuvo condicionada a no reducir el monto global de endeudamiento neto aprobado por el Poder Legislativo.

El Presupuesto de Egresos autorizó un gasto de inversión de 305.000 millones de pesos para Pemex y sus filiales, así como una meta de balance deficitario de 92.700 millones de pesos.

La empresa debe recurrir a fuentes de financiación complementarias que le permitan cubrir sus planes de inversión.

Los proyectos de Pemex se financian con los recursos generados por la operación. El objetivo de endeudamiento de Pemex al cierre de 2021 es deuda neta cero, de acuerdo con lo aprobado por el Directorio de la empresa en reunión celebrada el 21 de septiembre.

Efectos secundarios

COMIENZO. Mauricio Kuri Grajales asumió la gobernación de Querétaro y definió claramente sus objetivos: encabezar una administración responsable, profesional, cercana y transparente. “Sí, hay otro. Aquí venimos a construir, no a destruir ”, proclamó,“ en mi gobierno no habrá lugar para la ineptitud y mucho menos para la corrupción ”. Y dispuso que a más tardar 30 días, los mandos intermedios y superiores de la administración entrante deberán haber cumplido con la presentación de su declaración 3 de 3, además de haber publicado su carta de antecedentes no penales y los resultados de su examen toxicológico. .

EXPOSICIONES. Más largo que los Papeles de Panamá, una nueva filtración de presentación contable expone a la élite latinoamericana y su propensión al extranjero. También demuestra las acciones elusivas de la riqueza de dos presidentes en funciones y otros ocho ex presidentes del hemisferio. Los Pandora Papers fueron difundidos ayer por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación y se refieren a casi un centenar de políticos y funcionarios latinoamericanos, entre ellos el exconsejero presidencial, Julio Scherer; el titular de la SCT, Jorge Arganis, y el senador morenoista Armando Guadiana. Otras nuevas celebridades de alto perfil están involucradas en un escándalo aún mayor relacionado con la compra de obras de arte, que se dará a conocer en 48 horas. Entre ellos, altos líderes eclesiásticos.

Este contenido fue publicado originalmente en: Link