El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, defendió este lunes su polémica propuesta de reforma eléctrica con el objetivo de evitar subidas en el precio de la electricidad como las que se produjeron en España.

“Lo que busca la nueva iniciativa es que no existan estos privilegios para que se pague lo justo por la electricidad y no suba el precio de la electricidad, ese es el objetivo principal, que no pase lo que está pasando en España”, ha dicho en su rueda de prensa matutina en la ciudad de Puebla.

El mandatario atacó una vez más a gobiernos pasados ​​que, a su juicio, favorecieron el ingreso de empresas eléctricas extranjeras, que actuaron en México como si fuera una «tierra de conquista».

Te puede interesar:  Inflación aleja a los consumidores de servicios de entrega de comestibles y optan por recoger sus propios pedidos

«En España dominan y miran cómo están los precios de la electricidad. Hay una crisis tremenda pero las autoridades españolas dependen mucho de estas empresas», dijo.

López Obrador dijo que el Gobierno de México tiene «la gran ventaja» de que fue elegido «por el pueblo»: «Somos libres y tenemos que defender la economía popular», dijo.

Asimismo, descartó que su iniciativa energética contraviene el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) y aseguró que si ese fuera el caso, el Gobierno de Joe Biden ya los habría contactado.

«Si fuera algo que dañara el libre comercio, los mercados ya se habrían movido, nuestra moneda se habría devaluado», dijo.

Dijo que «no pasa nada» porque quienes manejan los mercados tienen mucha información al respecto y reiteró que los empresarios mexicanos se van a beneficiar de la reforma.

El mandatario envió el jueves pasado al Congreso su iniciativa de reforma constitucional al sector energético, que apunta a establecer que la estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE) tiene el 54% del mercado.

Sin embargo, la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) de México advirtió que de aprobarse la reforma constitucional en materia energética se podrían perder inversiones y proyectos, sin poder cubrir la demanda nacional de energía eléctrica.

Te puede interesar:  Elon Musk vende acciones de Tesla por unos $6,500 millones de dólares

«La reforma eléctrica es para garantizar que la luz no suba. ¿A quién beneficiará? Nos beneficiamos todos. Los empresarios (también)», respondió el mandatario.

La coalición gobernante, liderada por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), no cuenta con una mayoría calificada de dos tercios del Congreso para aprobar reformas constitucionales, por lo que deberá estar de acuerdo con la oposición.

Por ello, López Obrador advirtió a los legisladores que deberán «asumir su responsabilidad».

«Que no están pensando que van a votar en contra de esta reforma que es para beneficiar al pueblo y nadie se enterará», amenazó.

Se dirigió especialmente a los legisladores del Partido Revolucionario Institucional (PRI), posible socio en la votación, a quienes les recordó que el presidente priista Adolfo López Mateos (1958-1964) «nacionalizó la industria eléctrica».