Finanzas Personales

Evite sustos y cerciórese antes de comprar un auto usado


 

 

Comprar un auto implica estar informado sobre las características del vehículo, sin embargo al adquirir uno usado o de segunda mano aumentan las precauciones que debes tomar antes de tu compra: por un lado, el costo es menor en comparación con uno nuevo, pero también corre el riesgo de encontrar fallas mecánicas por uso previo.

Si planeas adquirir un vehículo de este tipo, es importante que tengas en cuenta diversos elementos que no solo tienen que ver con el coche, sino también con el contrato y el proveedor que ofrece dicho medio de transporte.

Según la Fiscalía Federal del Consumidor (Profeco), aquellos proveedores que vendan autos usados ​​deben contar con un contrato de adhesión, el cual debe ser supervisado por la propia Fiscalía para evitar que se vulneren los derechos del consumidor.

“Si el proveedor con el que desea comprar el automóvil no tiene registro de contrato de adhesión, ¡no contrate !, porque tal omisión es un incumplimiento del marco regulatorio”, advirtió Profeco.

En este sentido, la agencia cuenta con el Registro Público de Contratos de Adhesión (RPCA), que le permitirá verificar que cumple con la normativa establecida antes de adquirir el vehículo.

Ver expertos

Actualmente existen opciones que permiten garantizar una compra confiable a través de aplicaciones o empresas, las cuales cuentan con diversos procesos de compra y venta y financiamiento de autos usados ​​que ofrecen servicios de intermediación para brindar una garantía mecánica y legal, que brinda seguridad a los compradores. , esto con la finalidad de evitar algún tipo de fraude.

“Cabe destacar que hay proveedores que cuentan con aplicaciones que permiten predecir la capacidad de pago de los clientes, en función de los ingresos que tienen, lo que refleja su avance tecnológico”, dijo Profeco.

El abogado agregó que con la ayuda de la tecnología el proceso se convierte en una oportunidad para encontrar precios competitivos y que los vehículos tengan una revisión mecánica y legal.

Los expertos de la industria enfatizan que es importante que antes de tu compra te acerques a empresas establecidas, ya que esto evitará el riesgo de fraude y así evitarás el contacto directo con terceros.

La agencia destacó que además de las características físicas del auto, es importante revisar el contrato previo a la firma, el cual debe tener todas las características, términos y condiciones del auto ofertado.

Aclaró que, si en los cinco días hábiles desde la entrega del inmueble encuentras alguna anomalía, «puedes revocar tu consentimiento sin responsabilidad por ti».

Además, dijo que el contrato también debe tener elementos como condiciones de pago y facturación y contener información para identificar al proveedor como nombre, dirección, número de teléfono, así como los mecanismos de cancelación, devolución o cambio de la mercancía, o dónde apropiado. Reembolso del monto pagado.

«Si el vehículo se vende con garantía o no, el contrato debe establecer su vigencia», agregó.

Revisión con lupa

Antes de adquirir el vehículo es importante que realices una revisión minuciosa del coche, esto se puede hacer directamente con el particular o, acudir a un experto, incluso a la hora de negociar el precio de venta.

“Si tienes dudas sobre el precio al que se ofrece un auto usado, existen opciones para conocer el valor del vehículo, incluso acudir a una agencia o tasador profesional”, recomendó Profeco, quien pidió tomar en cuenta los diferentes factores. que se ven reflejados en dicho precio.

Otro elemento a considerar es revisar el historial del vehículo, es decir, que toda su documentación esté en regla, desde la verificación del vehículo, endosos o multas, parte del mismo se puede consultar en el Registro Público de Vehículos (Repuve), que también proporciona información sobre un informe de robo o si estuvo involucrado en un delito.

Según los expertos, se recomienda revisar el historial del vehículo para conocer detalles importantes del auto: accidentes registrados, tipo de accidentes, gravámenes o prendas registradas, historial del propietario, limitaciones legales y las características del vehículo.

 

Este contenido fue publicado originalmente en: Link