Política

AMLO envía reforma eléctrica para fortalecer a CFE; explotación de litio será exclusiva del Estado

presidente Andrés Manuel López Obrador informó que ayer envió a la Cámara de Diputados la iniciativa para reformar la industria eléctrica, a través del cual se pretende fortalecer la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Tenemos que tener control de precios para que la economía popular no se vea afectada y esto significa favorecer a las empresas públicas, como la CFE, porque la política anterior era favorecer a las empresas privadas, cuyo propósito es el lucro.

dijo el presidente en su rueda de prensa matutina.

El mandatario afirmó que la iniciativa busca resarcir el daño del reforma energetica promulgó hace seis años y cede su lugar a la empresa eléctrica, al proponer que ésta tenga el 54% del mercado nacional y que el 46% quede en manos de empresas privadas.

La propuesta de CFE

El secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, explicó que la iniciativa busca reformar los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución y propone nueve artículos transitorios.

Mencionó que buscan desaparecer la figura que tenía hasta hoy la CFE, como empresa productiva del Estado, y que ahora será un organismo del Estado «con personalidad jurídica propia».

También propone desaparecer las filiales y filiales de la empresa para formar un único organismo encargado de la generación, distribución y administración de la energía eléctrica.

Se garantiza que al menos la CFE se encargará de producir y despachar el 56% de la energía eléctrica que se genere en el país, pudiendo participar el sector privado hasta un 46%

dijo el funcionario.

Adicionalmente, se pretende poner fin a los contratos de autoabastecimiento, de manera que «quienes se beneficiaron de este esquema, incluidas las grandes cadenas comerciales y las tiendas de autoservicio, tendrán que comprar energía a la CFE».

La propuesta también tiene como objetivo eliminar organismos autónomos como el Comisión Reguladora de Energía (CRE) y el Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), que señaló para «limitar las funciones de la CFE y beneficiar a los productores privados».

Ambos reguladores del sector energético han estado en la mira desde el inicio de la actual administración, que en más de una ocasión ha sido cuestionada por socavar su autonomía y complicar su trabajo a través de nombramientos y reducciones presupuestarias.

Lea también: El gobierno «cuelga» a los reguladores de energía con menos presupuesto para 2022

Mientras tanto, el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) pasará a formar parte de la empresa que dirige Manuel Bartlett.

Explotación de litio

En cuanto al litio, López Obrador destacó que no serán concesionados, pero que el poder de explotación será exclusivo del Estado.

“Es decir, el litio que está en el subsuelo, todo el mineral de litio que está en el subsuelo de la patria, de nuestro territorio, es de los mexicanos, de nuestra nación”, enfatizó el mandatario federal.

Al respecto, el titular de la Segob dijo que se mantendrán vigentes las ocho concesiones otorgadas hasta el momento para la posible explotación de litio.

«Siempre y cuando demuestren a la Comisión Federal de Electricidad y al Ministerio de Energía que han iniciado el proceso de exploración y que están en los términos establecidos para iniciar la producción», agregó.

Explicó que por ahora solo uno de los concesionarios, Bacanora Lithium, cumple con estas características.

Aprobación compleja

La iniciativa enviada al Congreso representa una de las tres reformas importantes que el presidente espera lograr en la segunda mitad de su gobierno, pero el camino se complica luego de perder la llamada mayoría calificada en las elecciones de mitad de período.

Además, la Corte Suprema de Justicia de la Nación (SCJN) puede revertir los cambios que busca el presidente para cerrar el mercado eléctrico a empresas privadas.

Los analistas del sector energético dicen que las posibilidades de llegar a un consenso entre los legisladores son bajas.

“Vamos a ver mucho bullicio, mucha novedad y mucha efervescencia, pero no es más que una cortina de humo, la probabilidad de que suceda es menor al 5%. No va a pasar de ninguna manera ”, pronosticó Gonzalo Monroy, director de GMEC. en entrevista reciente con THE CEO.

Eso es lo que plantea la iniciativa enviada por el presidente.

* Con información de Jessika Becerra

Este contenido fue publicado originalmente en: Link