Empresas

GM extiende paros técnicos en su planta de Ramos Arizpe

La escasez de semiconductores mantiene a General Motors en una situación «compleja e incierta», ya que anunció la extensión de paros técnicos en su planta de Ramos Arizpe, Coahuila, por dos semanas más.

Al realizar una actualización de operaciones, el mayor fabricante de vehículos livianos en México informó que la planta de Ensamblaje Ramos Arizpe extendió su parada técnica para la producción de Chevrolet Blazer por dos semanas, incluso durante la semana del 11 de octubre.

Además, como se anunció anteriormente, la producción de Chevrolet Equinox también se detendrá técnicamente durante la semana del 11 de octubre.

Desde septiembre, General Motors Company informó que la planta de ensamblaje de Ramos Arizpe estaría en parada técnica por dos semanas, y en el caso de Chevrolet Blazer fue a partir del 6 de septiembre y para Chevrolet Equinox desde el 20 de septiembre. Con la estimación, durante dicho mes, que podría reanudar sus actividades el 20 de septiembre y el 4 de octubre, lo que no sucedió debido a la escasez de semiconductores.

“Si bien la situación sigue siendo compleja e incierta, General Motors confía en la capacidad de su equipo de trabajo para encontrar soluciones que minimicen el impacto de la escasez de semiconductores en la producción de sus vehículos de mayor demanda”, dijo la automotriz a El Economista.

Durante abril y mayo de este año, el llamado Gigante de Detroit informó del cierre temporal de sus operaciones, situación que sigue siendo compleja y variable.

Dijo que los recientes ajustes de producción continúan siendo consecuencia de las restricciones del COVID-19, que enfrentan los proveedores de semiconductores, no solo en México sino en toda América del Norte y el resto del mundo.

A pesar de los paros, Ramos Arizpe trabajará un turno como una ocasión única el 4 y 5 de octubre para reequilibrar la línea de producción, dijo GM. La matriz de marcas como Chevrolet, GMC, Cadillac, anunció el pasado mes de septiembre que pararía temporalmente la producción de ocho de sus fábricas en Norteamérica debido a la escasez de semiconductores que está experimentando la industria automotriz a nivel mundial.

Las medidas han afectado a tres plantas en México: Ensamble de Silao, Guanajuato; Planta Ensambladora Ramos Arizpe, Coahuila: Planta Ensambladora San Luis Potosí.

Los vehículos afectados incluyen Chevrolet Silverado, Cheyenne, Traverse, Equinox y Express; GMC Acadia, Sierra, Savana, Terrain y Canyon; Buick Enclave; y Cadillac XT5 y XT6.

Mientras que en los Estados Unidos, GM también detuvo la producción en Fort Wayne, Indiana; Wentzville, Misuri; Spring Hill, Tennessee; y la histórica línea de producción de Lansing, Michigan. Así como en el montaje CAMI en Canadá, donde se ensambla el SUV Equinox.

Este contenido fue publicado originalmente en: Link