Las ventas de General Motors (GM) en el tercer trimestre del año cayeron un 32,8% en Estados Unidos debido al impacto de la crisis de los semiconductores y se situaron en 446.997 vehículos, aunque la empresa dijo que la escasez de chips está mejorando.

La compañía informó este viernes de la caída de las ventas de sus cuatro marcas en Estados Unidos. Buick, que produce vehículos de alta gama, fue el que menos perdió, con una reducción en las ventas del 20,1%, elevando las entregas a 39.299 vehículos.