El endeudado gigante inmobiliario chino Evergrande subió hoy casi un 15% en la bolsa de valores tras anunciar la venta de gran parte de sus acciones en un banco a una empresa estatal y después de que Fitch volviera a rebajar la calificación de deuda de largo plazo del grupo por la incertidumbre sobre sus bonos ‘offshore’.

Aunque el plazo para el pago de 47,5 millones de dólares de intereses sobre un lote de bonos ‘offshore’ finaliza hoy sin que la empresa haya dado señales de que lo va a afrontar, sus acciones en la Bolsa de Hong Kong cerraron con una subida de 14,98%.