Familias enteras, grupos de amigos y parejas han llenado los restaurantes y cafés de la capital cubana en los primeros días de la reapertura de estos espacios luego de un año y medio cerrados al público por la pandemia.

La vacunación masiva contra el covid-19 y la necesidad de oxigenar la economía afectada por las restricciones dieron paso a la desescalada esta vez en otras cinco provincias: Mayabeque (oeste), Cienfuegos, Ciego de Ávila (centro), Santiago de Cuba, Guantánamo. (este), y el municipio especial de Isla de la Juventud.

Te puede interesar:  La ley de Biden sobre la inflación encara con optimismo su aprobación final