Si la crisis financiera del gigante inmobiliario chino Evergrande se extiende a otros sectores de esa economía asiática, podría costar algunos puntos del PIB peruano el próximo año, que ya había sido corregido hasta el 3,4%, dijo a Efe una fuente del sector comercio. .

«Obviamente, un menor crecimiento en China nos va a afectar de manera muy importante, que nos puede costar algunos puntos de crecimiento, además de menores exportaciones, especialmente de las empresas mineras que son las más importantes que se dirigen a China», agregó. explicó el titular del Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial de la Cámara de Comercio de Lima (CCL), Oscar Chávez.

“Puede que nos afecte el bajo crecimiento de 2022, en países como Chile, Perú, Bolivia, pero esperemos que la experiencia de 2007-2008 (en Estados Unidos) arroje luz para que esta crisis en China se maneje bien y no tiene expansión e impacto. en nuestros países ”, agregó Chávez, refiriéndose a la crisis financiera del sector inmobiliario de esos años.

Evergrande tiene una deuda de más de 300.000 millones de dólares y debe devolver 37.000 millones de dólares de préstamos a mediados de 2022, lo que ha puesto en riesgo a cientos de bancos y financieras de ese país.

En opinión del economista, la experiencia de 2008 debería arrojar luz sobre el gobierno chino, el banco central chino, «para recurrir a todas las políticas necesarias para tratar de reducir el impacto y no difundirlo entre los países de la región, que el sistema financiero que se vea afectado no impacta en el sector real ”.

Para determinar el impacto de esta crisis en las economías de esta región, Chávez indicó que es necesario conocer cuántas empresas similares a Evergrande existen actualmente en China.

Además, agregó que «es un poco apresurado» hablar del impacto en los países emergentes porque «aún es necesario determinar bien cuál será el impacto que se va a producir dentro de China».

“El canal China-Perú está del lado comercial, pero si esta crisis es grande, contagia otros mercados y los canales financieros se van a ver afectados, los flujos de capital, inversión extranjera que llegan al Perú también se podrían reducir”, puntualizó. señalado.

El Banco Central de Reserva del Perú aumentó su proyección de crecimiento del PIB para este año a 11,9% debido al repunte del sector de la construcción, pero redujo la de 2022 a 3,4% debido a una menor expectativa de inversión privada.

Sin embargo, Chávez dijo que este año el crecimiento no será suficiente para recuperarse del bache. «Necesitamos crecer alrededor del 5,5% en el segundo semestre, no se podrá lograr, pero al menos hay una buena cantidad de regiones dentro del territorio peruano que ya se estarían recuperando de la crisis de 2020», dijo. .

“Una capital importante que ya está llegando al Perú es la capital de China, por lo que una crisis que se produzca en esta economía también restaría ese capital que podría llegar al país y estar financiando, por ejemplo, a través de acuerdos de gobierno a gobierno. importante infraestructura que requerimos ”, detalló el experto.

Monica Martinez