Opinión

Grupo Vasconia, ampliando fronteras

El fabricante de bienes de consumo para el hogar realizó una Oferta Pública de Acciones Posterior en junio para financiar sus planes de crecimiento. El precio fue de 29 pesos por acción, logrando recaudar 354,4 millones de pesos.

Dado el actual contexto de incertidumbre que sigue generando la pandemia, es necesario profundizar en aquellos emisores cuyas estrategias apuntan a generar valor y que son desatendidos por el mercado para encontrar el punto de entrada más eficiente.

En este sentido, decidimos iniciar la cobertura de Grupo Vasconia, una empresa que tiene un descuento con respecto a su industria; con un importante potencial de revalorización en el mercado, basado en los precios actuales de las acciones y claras ventajas competitivas frente a sus competidores.

Grupo Vasconia es una empresa mexicana dedicada a la producción de aluminio plano y productos para el hogar. Durante más de 100 años, el emisor se ha establecido a través de diversas fusiones, adquisiciones y crecimiento orgánico.

Vasconia tiene dos filiales que, a su vez, son divisiones de negocio. Uno es Almexa Aluminio, cuyas actividades incluyen la fabricación y venta de aluminio plano, utilizado en diversas industrias como la automotriz, eléctrica, menaje, farmacéutica, construcción y alimentación.

La otra es Vasconia Brands, dedicada a la fabricación y comercialización de productos de consumo semiduraderos para el hogar, especialmente para la mesa y la cocina, entre los que se encuentran: ollas express, sartenes, baterías, vapores, cuchillos, entre otros.

En esta línea, cabe destacar los resultados más representativos de la compañía para el último trimestre reportado.

Las variaciones registradas en ingresos y EBITDA durante 2021-II ascendieron a 78 y 181%, respectivamente, con lo que el margen EBITDA se posicionó en 18,4%, lo que consideramos relevante.

Esto fue reflejo, por un lado, del cambio en los patrones de consumo derivado de la pandemia, que benefició significativamente a su división Vasconia Brands, ya que, durante el período en cuestión, sus ventas crecieron 88% y se ubicaron en 1,130 millones de pesos.

Por otro lado, el cambio en la estrategia de su división Almexa, que busca enfocarse en clientes de mayor volumen y aprovechar las ventajas competitivas derivadas de la ubicación geográfica, permitió comercializar 8.800 toneladas durante el trimestre, con lo que los ingresos de esta división ascendió a 702 millones de pesos, un aumento del 78% con respecto al mismo período de 2020.

En el contexto de la nueva estrategia, Grupo Vasconia realizó una Oferta Pública de Acciones Posterior en junio de este año, con el objetivo de financiar sus planes de crecimiento. El precio fue de 29 pesos por acción. La emisión fue por 10 millones de acciones y una sobreasignación de 2,22 millones de acciones al mismo precio que la oferta posterior. Con lo anterior, la empresa logró recaudar recursos por 354,4 millones de pesos.

Por lo anterior, y con el fin de tener más detalles de su estrategia, realizamos una visita a la planta de producción de Almexa, ubicada en el Estado de México (Tulpetlac).

Durante esta visita, se informó que la adquisición de aluminio se realiza a través de dos procesos: el primero es la importación directa de cubos de aluminio sin procesar desde Rusia, país donde se ubica su principal proveedor. Mientras que el otro radica en la importación de chatarra (un bien intermedio fabricado íntegramente en aluminio) de Estados Unidos, con el objetivo de someterlo a un proceso de reciclaje para integrarlo en la producción masiva de aluminio plano.

La chatarra llega directamente a la planta de Tulpetlac, donde se somete a un proceso de fundición, enfriamiento, refinado y corte para obtener un rollo de aluminio plano como resultado final.

Con la apertura de la planta de Veracruz (paso vital en su estrategia), la empresa prevé trasladar la importación de cubos de aluminio a dicha planta, con el objetivo de intensificar la producción masiva de bandas calientes (rollos gruesos de aluminio) para su posterior envío. a la planta de Tulpetlac y allí someterlos al proceso de refinado.

La planta de Veracruz tendrá características especiales que la diferenciarán de las demás; Será una planta completamente automatizada en la que no se necesitarán operarios para realizar los procesos productivos, solo se contratará personal técnico para monitorear la maquinaria dentro de la planta.

Con esto, se espera una importante reducción de costos y un mayor volumen de producción, generando así un EBITDA positivo del primer trimestre de operación de la nueva planta, además de continuar ampliando su margen EBITDA con incrementos marginales pero constantes.

Consideramos que, bajo nuestro modelo de valoración, el potencial de Vasconia en el mercado es interesante.

Consulte más detalles en nuestra web para conocer el análisis sobre los próximos resultados de la empresa.

Este contenido fue publicado originalmente en: Link