Los transportistas de carga panameños iniciaron este jueves un paro nacional indefinido para denunciar que las grandes navieras supuestamente pretenden acaparar el negocio del traslado de mercancías nacionalizadas dentro del país.

Los transportistas, que con sus camiones bloquearon el ingreso a puertos en la Ciudad de Panamá (Pacífico) y en la provincia caribeña de Colón, dijeron que mantendrán la medida de fuerza hasta que el Ejecutivo del presidente panameño, Laurentino Cortizo, intervenga y «cumpla». con la ley «que protege al sector».