Política

Internet ¿para todos?… Incertidumbre permea infraestructura y metas para 2022

Aunque los 10 goles de CFE Telecomunicaciones e Internet para Todos en 2022 son los mismos que este año, la falta de claridad sobre cómo se cumplirán y cómo se utilizará la infraestructura para lograr el cumplimiento es la ‘Talón de Aquiles’ de la filial de la empresa productiva del Estado.

Entre las metas de CFE Telecom establecidas para el próximo año se encuentran la provisión de puntos de internet gratuitos, atención a los servicios de internet en miles de ubicaciones, así como servicios de conectividad y despliegues.

Sin embargo, dado el limitado desglose de objetivos, es difícil determinar si la filial de CFE está cumpliendo con su propósito, sostuvo. Jorge Espinosa, exdirector de la Red Troncal.

Por ejemplo, el objetivo de habilitar aproximadamente 100.000 puntos de acceso gratuito a Internet no especifica el número de ubicaciones donde se establecerá este objetivo; mientras que la atención de los servicios de internet y banda ancha en todo el territorio nacional a unas 65.000 localidades «es vaga».

Tampoco se especifica la cantidad de localidades desconectadas ni la cantidad de población que en 2022 tendrá conectividad gracias a CFE Telecom, sumado a que la cantidad de servicios o puntos de acceso que se instalarán y cuántos lugares públicos como hospitales, escuelas y las plazas son desconocidas. se atenderá al público que no estaba conectado.

Uso de infraestructura, incierto

Además de la preocupación por la dependencia de Altán Redes Por parte de CFE Telecom, agregó el exdirector de la Red Troncal, el presupuesto para la infraestructura eléctrica, al no ser transparente, también es insuficiente para tener lo necesario para conectar el país.

Te puede interesar:  AICM se deslinda de robo de helicóptero; afirma que responsabilidad es de privados

CFE Telecom asignará presupuesto a Altán Redes en 2022, a pesar de que la ley lo prohíbe

El gasto programable de la gestión corporativa de 3,309.6 millones de pesos se divide en dos rubros, uno de los cuales se clasifica en la partida presupuestaria K001 Proyectos de infraestructura económica de electricidad, que representa el 27% de estos recursos, aunque las partidas de inversión no son transparentes.

Para Espinosa, aunque ciertamente son pocos los recursos que hay que invertir, «lo que hay que saber es si los recursos se destinan a inversiones que tengan sentido y contribuyan al gran problema de conectividad rural que tiene México», dijo.

Originalmente CFE Telecom Comenzaría con el uso de la infraestructura de fibra óptica existente de CFE y las subestaciones eléctricas, como se menciona en la estrategia programática del proyecto presupuestario.

Internet para Todos consiste en utilizar la propia infraestructura del Estado para realizar, con la mayor eficiencia económica posible, un proyecto social; poco atractivo desde el punto de vista comercial, pero del que es responsable el Estado

Esto significa que CFE Telecom e Internet para Todos tendrían que adquirir equipos de iluminación de red, así como construir los nodos de una red troncal en las subestaciones, desde donde se construirían los radiales de fibra óptica y los Puntos de Presencia (POP). .

Lo anterior, aprovechando la misma postería de la CFE para poder llegar a la gran mayoría de comunidades remotas con fibra óptica que no tenían acceso a banda ancha y que sí cuentan con energía eléctrica.

Te puede interesar:  Construcción: débil creación de empleo y la inversión 10.6% por debajo de niveles prepandemia

Esto resultaría en el hecho de que así como CFE entrega electricidad a todo México, de la misma manera que Internet se entregaría a comunidades remotas. Pero no parece así.

Sin inversión en equipamiento

La implementación del proyecto ha cambiado diametralmente, ya que la filial CFE no ha invertido en equipos para construir los nodos de telecomunicaciones en las subestaciones eléctricas o las estaciones de radio de fibra óptica, ni los POP para darle capilaridad a su propia red y así poder llegar a comunidades remotas.

En cambio, ha contratado los servicios de Altán Redes, el operador de la Red Compartida, que es inalámbrica y que aún no cumple con el porcentaje de cobertura requerido por el alcance del proyecto CFE Telecom.

Además, en opinión de Espinosa, no ofrece las tasas de transferencia de banda ancha que se obtendrían a través de una red de acceso de fibra óptica.

CFE Telecom ha tomado el camino fácil de la contratación de servicios en el corto plazo, dejando de lado el propósito central de invertir para ofrecer servicios a través de la infraestructura gubernamental, como el proyecto fue concebido por la actual administración.

Este contenido fue publicado originalmente en: Link