Sector Financiero

Falta estrategia nacional de financiamiento climático sostenible

Foto: Reuters

 

México carece de una estrategia nacional para financiación climática que indica las acciones y medidas para lograr las metas en esta materia, dijo Sandra Guzmán, gerente de Finanzas Climáticas de la Iniciativa de Política Climática (CPI).

Participando en la mesa de financiación climática de la PRE COP 26 reunión de Sociedad Civil, organizada por Iniciativa climática de México y otras organizaciones, dijo que eso significa que su nivel de financiamiento sostenible es muy bajo.

El especialista comentó que es uno de los principales receptores de financiamiento a escala internacional, pero el problema es dónde están invirtiendo.

También afirmó que México es el segundo país cuya tesorería recibe más recursos intensivos en carbono, lo que implica que es una economía altamente dependiente de recursos que provienen del petróleo o el gas.

También afirmó que la pregunta que debe hacerse México es ¿qué está haciendo para enfrentar los problemas estructurales que el financiamiento internacional no va a atacar?

El especialista afirmó que, según el Índice de finanzas sostenibles, que monitorea los ingresos y gastos de las naciones con los niveles más altos de emisiones contaminantes de gases de efecto invernadero, de los 21 países que emiten más contaminantes en la región, las emisiones intensivas en carbono son 170 veces más que el presupuesto invertido en sustentabilidad.

También destacó que México ocupa el puesto 13 en asignaciones presupuestarias sostenibles y el segundo con las mayores inversiones en actividades petroleras; El 90% del presupuesto energético se destina a producción de hidrocarburos.

En ese sentido, mencionó que es necesario tener una estrategia que permita descarbonizar las finanzas públicas para estar en condiciones de demandar más recursos internacionales.

Recordó que en la declaración de la reciente cumbre de la Comunidad de Estados Americanos y Caribeños (Celac), realizado en la Ciudad de México, se expresó la necesidad de contar con más recursos internacionales para enfrentar este tipo de problemas; Sin embargo, a nivel nacional, se deben realizar reformas fiscales ya que, por ejemplo, los impuestos al carbono que se encuentran actualmente en México no sirven para desalentar las actividades intensivas en carbono.

En su opinión, el impuesto sobre el carbono y evitar el fracking a toda costa y seguir aumentando el impuesto sostenible.

En este sentido, Brenda Pequeno, directora general de la Unidad de Crédito Público del Ministerio de Hacienda, llamó la atención sobre el hecho de que es necesario analizar con detenimiento un posible aumento del impuesto al carbono, ya que se han realizado análisis que indican que una medida de este tipo podría afectar a los deciles más vulnerables de la población.

A su vez, Eduardo Piquero Acosta, director general de CO2 México, aseguró que el sector financiero mexicano avanza rápidamente hacia descarbonización de sus carteras.

Dijo que no hay forma de abordar el cambio climático sin poner un valor a nuestras emisiones de carbono.

Asimismo, agregó, es necesario avanzar en el frente financiero desde diferentes áreas y generar información climática para el mundo financiero, definiendo claramente conceptos y metas.

Comentó que si tan solo lo que hay en el mercado de cautiverio etiquetado en lo que va de año, ronda los 155.000 millones de pesos.

Destacó que el problema que tenemos no es la disponibilidad de recursos, sino que no hay tantos proyectos invertibles.

Dijo que el mercado de capitales identifica cada vez con más precisión el tema de la dirección de recursos en proyectos bajos en carbono.

Este contenido fue publicado originalmente en: Link