Economía

El Congreso obligará a Aena a rebajar el alquiler a los locales de los aeropuertos e inflige una derrota al Gobierno

Terminal 4 del aeropuerto de Madrid, prácticamente vacía en abril de 2020.
Terminal 4 del aeropuerto de Madrid, prácticamente vacía en abril de 2020.imágenes falsas
 

Aena tendrá que rebajar el alquiler a sus inquilinos. Esa es la posición mayoritaria en el Congreso, que debatió este jueves una enmienda introducida en el Senado por la Coalición de Canarias y que contó con el apoyo de PP, ERC, EH-Bildu y PDeCAT. En la Cámara Baja, además, el PNV se ha sumado al apoyo, lo que lleva al Gobierno a sufrir una derrota parlamentaria. La enmienda establece que el arrendamiento de locales comerciales en aeropuertos debe adaptarse mes a mes a la disminución de pasajeros que experimentan las instalaciones del administrador público del aeropuerto (el Estado tiene una participación del 51%).

Más información

  • Madrid, España - 28 de diciembre de 2013: Tienda Duty Free en el aeropuerto de Madrid, Barajas, España.  Gente comprando antes de los vuelos.
     

    Otra sentencia mantiene la parálisis del cobro de rentas por parte de Aena de las tiendas ‘duty free’

El tema de los alquileres es una larga batalla que libra Aena, que gestiona la gran mayoría de los aeropuertos españoles, y sus inquilinos casi desde el inicio de la pandemia. Estos últimos siempre han exigido descuentos superiores a los que ofrece la empresa aeroportuaria. Éste, a principios de año, ofreció eximir el pago de rentas en los primeros meses de la pandemia (cuando durante el primer estado de alarma las instalaciones estaban prácticamente desiertas) y aplicar una rebaja del 50% en los meses siguientes hasta la actual uno. A partir de octubre, por tanto, los inquilinos deberán volver a pagar todos los alquileres que aparecen en el contrato.

La oferta fue aceptada por el 40% de los inquilinos, pero el 60% la rechazó por insuficiente, lo que motivó la negociación y trasladó el conflicto a los tribunales. Ya en junio, el Congreso aprobó una iniciativa no legislativa que pedía al administrador del aeropuerto negociar “acuerdos equilibrados” con los inquilinos. Pero esa iniciativa se dejó en oídos sordos y lo que ahora ha llegado es una modificación de un proyecto de ley en el que el Senado introdujo una nueva disposición final «de carácter obligatorio» para la empresa mayoritaria estatal.

La reforma modifica por ley los contratos de arrendamiento de Aena que estaban en vigor a partir del 14 de marzo de 2020, día en que se declaró el primer estado de alarma. Durante la vigencia de las mismas (hasta el 21 de junio de 2020), el gerente del aeropuerto no podrá exigir el pago de las rentas. A partir de entonces, tendrás que reducir los alquileres en la misma proporción en la que se ha reducido el número de pasajeros en cada aeropuerto respecto al mismo mes de 2019.

Aplicación retroactiva

El nuevo texto indica que este debería ser el caso incluso cuando Aena haya alcanzado acuerdos previos con sus inquilinos. Abrumados por las deudas, muchos pequeños inquilinos aceptaron las reducciones de alquiler que les ofrecía el administrador, pero no las mayores. Entre estos, el principal es la multinacional Dufry, pero también las Areas o grupos SSP que operan áreas de restauración en numerosos aeropuertos. Estas empresas se negaron a aceptar los términos de Aena y litigaron ante los tribunales. Ahora el proyecto de ley establece que se aplique retroactivamente y para todos por igual, para que los locales más pequeños también se beneficien.

El apoyo del Congreso a la enmienda es un duro golpe para Aena, que según distintos cálculos dejará de ingresar entre 1.200 y 2.000 millones de euros, pero también para el Gobierno, cuyos principales socios (PSOE y Unidos Podemos) prácticamente se han quedado solos. Podemos ha decidido abstenerse, aunque ha dicho que comparte el espíritu de la enmienda en el sentido de obligar a Aena a negociar. La mayoría de las partes han estropeado la actitud de la empresa que preside Maurici Lucena en el proceso de negociación. El PSOE ha indicado que no podía apoyar la enmienda porque no tenía nada que ver con el objeto principal del proyecto de ley en el que se inserta, que fue aprobado para regular las medidas en el transporte terrestre.

Este contenido fue publicado originalmente en: Link

Te puede interesar:  Wall Street cierra en terreno mixto y el Dow Jones sube un 0,09 %