El Banco de Japón (BoJ) decidió hoy mantener inalterada su política monetaria, luego de evaluar positivamente la moderada recuperación en el país y el avance de la vacunación covid-19 para la normalización de las actividades económicas.

Al final de su reunión mensual de dos días el miércoles, el comité de política monetaria del banco central japonés decidió por mayoría mantener su política ultraflexible, basada en una tasa de interés de corto plazo negativa (-0,1%) y una amplia Programa de compra de bonos del Estado y fondos cotizados en bolsa para mantener el rendimiento de los bonos a 10 años en torno al 0%.