Economía

Ribera afirma que la UE apoya flexibilizar el sistema de precios de la electricidad

La vicepresidenta tercera del Gobierno, Teresa Ribera, ha afirmado que la mayoría de los países de la UE han expresado este miércoles su preocupación por la evolución de los precios de la energía y han apoyado la flexibilización de los precios durante un consejo informal de ministros en Eslovenia. Ribera también ha anunciado que la comisaria de Energía, Kadri Simson, les ha informado que está preparando nuevas medidas que se harán públicas en las próximas semanas. El precio de la electricidad sufrirá una nueva oscilación este jueves en España y bajará algo más de 10 euros frente a los 175,87 euros del miércoles y se situará en 165,19 euros megavatios hora (MWh) de media. El precio más alto se producirá entre las nueve y las diez de la noche, periodo en el que alcanzará los 192,52 euros / MWh, mientras que el más bajo se registrará entre las cuatro y las seis de la mañana, con 132,30 euros. Durante las últimas dos semanas, el precio está oscilando entre 145 y 190 euros MWh.

Más información

  • Las grandes eléctricas advierten que el recorte de la remuneración llevará a pérdidas a muchas plantas
  • Ribera y Calviño piden a Bruselas que actúe para contener los precios de la energía en la UE de forma coordinada

Estos precios afectan a los consumidores cubiertos por la tarifa regulada (PVPC), unos 10,5 millones, mientras que los del mercado libre (unos 17 millones) y que negocian el precio con los comercializadores están exentos. Sin embargo, los consumidores de este segmento también verán el impacto del aumento en sus contratos más adelante, generalmente referenciados a una serie de cláusulas. Además, la subida de precios ha elevado la ponderación del consumo energético en la factura de la luz y ya representa alrededor del 51% del importe, frente al escaso tercio que representaba antes de la crisis energética. El resto del recibo está compuesto por impuestos (IVA e impuesto especial de electricidad) y cargas (gastos extrapeninsulares) y peajes.

Te puede interesar:  Inflación aleja a los consumidores de servicios de entrega de comestibles y optan por recoger sus propios pedidos

El incremento está provocado por el precio del gas en los mercados internacionales, cuyo impacto se espera al menos hasta el próximo mes de marzo. El gas es la materia prima utilizada en las centrales de ciclo combinado, que son las que marcan el precio en el mercado mayorista por ser la última tecnología para ingresar a la oferta mayorista.

Opciones flexibles

El mecanismo de precios mayoristas ha sido criticado dentro de la UE, y el Gobierno español, a través de las vicepresidentas Primera y Ministra de Economía, Nadia Calviño, y la Tercera y Ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, que han solicitado modificaciones. Ribera, reunido en el Consejo Informal de Ministros de Transporte y Energía de la Unión Europea celebrado en Eslovenia, comentó que “el debate de esta mañana ha sido muy productivo y la mayoría de los Ministros de Energía han expresado su preocupación por la evolución de los precios de la energía en la Unión Europea y han apoyado la idea de una respuesta en la que la Comisión tiene mucho que ofrecer. La comisaria, Kadri Simson, ha concluido el debate compartiendo que están trabajando en la elaboración de propuestas de opciones flexibles para abordar esta situación a nivel europeo, y que en las próximas semanas darán a conocer sus propuestas a todos ”.

El Gobierno, además de esta petición a Bruselas, respondió a la subida de precios con una serie de medidas para evitar que la fuerte subida del gas repercuta en la factura de la luz con el objetivo de no pagar más que en 2018. Las medidas han generado polémica en las empresas del sector, especialmente las grandes eléctricas, que las tachan de injustificadas y parten, en el caso de la reducción de ingresos, de supuestos que no son reales. Según fuentes del sector, de los 2.600 millones Endesa e Iberdrola supondrán el 80% (es decir, algo más de 2.000 millones).

Te puede interesar:  La ley de Biden sobre la inflación encara con optimismo su aprobación final

En su opinión, esto lleva a que muchas plantas tengan pérdidas operativas, principalmente porque la energía se vende prácticamente a un precio medio de 60 euros MWh. Ante esta afirmación, fuentes gubernamentales se preguntan si también tuvieron esa cobertura de precios el año pasado cuando las eléctricas se quejaron de que estaban perdiendo dinero en centrales nucleares y el precio mayorista rondaba los 30 euros MWh.

El Gobierno obliga a devolver la retribución que obtienen más por vender energía al precio del gas, con lo que espera recaudar 2.600 millones de euros hasta marzo que utilizará para rebajar los cobros que soporta la factura de la luz. Esta devolución no afecta a plantas que no hayan incluido el costo del gas o contratos bilaterales no indexados a precios de mercado; pero sí a los contratos intergrupales (entre el generador y el comercializador del mismo grupo empresarial). En este sentido, la Unión Fotovoltaica Española (Unef) pide que esta aclaración también se refleje en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Este contenido fue publicado originalmente en: Link