El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció el jueves que recortará los impuestos que afectarán a unos 50 millones de familias de clase media, mientras que los aumentará para los más ricos.

En un discurso de la Casa Blanca, Biden dijo que será "un recorte de impuestos histórico para la clase media", aunque no ofreció detalles al respecto.