El presidente de Colombia, Iván Duque, sancionó este martes la Ley de Inversión Social, la nueva reforma tributaria que el Senado y la Cámara de Diputados aprobaron la semana pasada y que reemplaza la que provocó manifestaciones masivas en su contra el pasado 28 de abril.

Esta ley tiene como objetivo recaudar 15,2 billones de pesos (unos 4.000 millones de dólares en la actualidad) para garantizar la estabilidad de las finanzas públicas y la reactivación de la economía, tras el daño que provocó la pandemia en las arcas del Estado.