Economía

La oficina de Jeff Bezos es a prueba de balas y explosiones

La gente que cuida a Jeff Bezos tiene experiencia en la Infantería de Marina, el Servicio Secreto de los Estados Unidos y en los equipos SWAT; Amazon paga $1.6 millones de dólares al año para protegerlo

La oficina de Jeff Bezos es a prueba de balas y explosiones
Con el equipo de seguridad que tiene Bezos se ríe del peligro.
Foto:
AFP / Getty Images
 

Jeff Bezos sabe que tener más de $189,000 millones de dólares le exige tomar muy en cuenta su seguridad personal, por eso no escatima en nada para hacerla eficiente.

De acuerdo con información publicada por The Daily Beast, Amazon invirtió $180,000 dólares para blindar la oficina de Jeff Bezos en Seattle.

Está diseñada para soportar múltiples disparos de un rifle militar, con paneles de fibra de vidrio de una pulgada y media de espesor que cumplen con el nivel más alto de resistencia contra balas y explosiones.

De acuerdo con la publicación Amazon invierte $1.6 millones de dólares al año en proteger a Bezos cuando está fuera de las instalaciones de la empresa.

No sólo el fundador de Amazon es protegido por la compañía, ya que los altos ejecutivos de la firma cuentan también con un grupo de guardias de élite conocido como agentes de protección que tienen experiencia en la Infantería de Marina, el Servicio Secreto de los Estados Unidos y en los equipos SWAT.

Cuando los altos ejecutivos tienen necesidad de viajar o aparecer en eventos públicos, los equipos realizan planes de seguridad y logística, contemplando emergencias como evacuaciones y mantienen una base de datos de comunicaciones y personal que puedan representar una potencial amenaza a los ejecutivos.

Como figura pública reconocida a nivel mundial Jeff Bezos tiene algunos adversarios de cuidado, como el gobierno de Arabia Saudita, con quien tuvo enfrentamientos tras el asesinato del columnista del Washington Post, o medios sensacionalistas que exponen fotografías de sus relaciones extramaritales.

Con información de The Daily Beast



Este contenido fue publicado originalmente en: Link