Empresas

Joe Biden tiene el reto de avanzar en la agenda laboral y ambiental

Con la llegada de Joe Biden a la presidencia de Estados Unidos, se prioriza una agenda en energía limpia. Foto: Cuartoscuro

 

A ocho meses de la entrada en vigor el nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), los temas relacionados con los capítulos laborales y ambientales continúan generando preocupación sobre su correcta implementación en el país.

Retos

La profesora Leticia Armenta, profesora investigadora del Tecnológico de Monterrey, indicó que si bien el tratado con América del Norte trajo continuidad y certidumbre a los acuerdos comerciales internacionales ya establecidos en medio de una pandemia, también hay tres temas fundamentales en los cuales México debe continuar trabajando de manera consistente para evitar controversias y sanciones como son: las reglas de origen, cumplimiento de las reglas laborales y energía limpia.

“El primer tema apunta a qué tan profundo quiera la nueva administración del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, el hacer cumplir el calendario para elevar el contenido regional, el segundo tema tiene que ver con la parte laboral y aquí hay varias cláusulas en las que se compromete a nuestro país a mantener estándares internacionales. En este tema del trabajo, la asociación libre de los sindicatos, el respeto a las reglas laborales hacía del trabajador,  pudieran ser una fuente de controversias si surgieran reclamos sobre todo de parte de los trabajadores hacía el cumplimiento de esta normativa”, explicó.

“Y por último está el tema ambiental y energético que están íntimamente ligados. La emisión por generación de energía a través de hidrocarburos es la más contaminante que se tiene y las energías limpias tanto eólica como solar son las más benéficas al medio ambiente y lo que observamos aquí en reglas energéticas es una posible controversia, si el nuevo reglamento que se está trabajando en México y esa iniciativa que se turnó al Senado próspera”.

La catedrática recordó que la iniciativa de reforma a la Ley de la Industria Eléctrica propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador iría en contra de los temas que han sido prioritarios para el nuevo presidente de Estados Unidos, quien se ha mostrado interesado en la mejora del medio ambiente a través de energías limpia.

Cabe señalar que el pasado 1 de febrero, el mandatario mexicano envió a la Cámara de Diputados la iniciativa que pretende privilegiar la generación eléctrica de la empresa estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE) y relegar la generación de productores privados.

“La primera controversia que observo va en la línea del acuerdo ambiental para la región de norteamericana y la otra tiene que ver más con nuestra Reforma Energética en donde se abrió la posibilidad para la producción de energías limpias; allí es donde probablemente si estos reglamentos siguen avanzando surgiría una controversia que tiene que ver con uno de las acuerdos firmados en T-MEC y las reglas de inversión extranjera porque se estarían violando acuerdos que modifican las posibilidad de inversión extranjera”.

Tiempos en el cumplimiento

Por su parte Rocío Mejía, socia líder de Global Trade en México y Latinoamérica Norte de EY México, reconoció que, aunque la entrada en vigor de la actualización del T-MEC se dio mientras estaba en su punto más crítico la pandemia de Covid-19 y muchas empresas manufactureras estuvieron cerradas, la implementación de las reglas se mantienen sin cambios y con los tiempos establecidos para su cumplimiento.

“La implementación ha sido desde el punto de vista legislativo y reglamentaciones uniformes todo se dio en forma muy cerca de la fecha de entrada en vigor, pero al final las empresas que manufacturan y exportan tenían conocimiento de las reglas del juego específicamente de las reglas de origen y sabían lo que tenían que hacer con mucho tiempo de anticipación para poder acceder a los beneficios del T-MEC”, explicó.

“Por lo tanto no hay flexibilidad en cuanto a los tiempos, se tienen que cumplir de acuerdo con las normas establecidas, por ejemplo, hay un modelo de transición para la industria automotriz y esto de alguna manera le dio flexibilidad para cumplir con los estándares más altos en un tiempo mayor, sin embargo todo esto se tiene que hacer siempre por periodos definidos”.

En este sentido los productos del sector automotor comercializados en alguno de los tres países del T-MEC deberán cumplir con un porcentaje de contenido regional, para este año será del 69%, frente al 62.5% del TLCAN y en los años siguientes se incrementará gradualmente, 72% en 2022 y 75% en 2023.

Por otra parte, Alejandro Caro, associate Partner de EY Law-Laboral, coincide en que será el capítulo laboral es el que más desafíos le traerá a las autoridades mexicanas para su correcta implementación ya que se deben garantizar los derechos sindicales del trabajador pues de no cumplirse traería consecuencias económicas importantes.

Dentro de ellos, se destaca el compromiso de respetar la libertad sindical y negociación colectiva, y  erradicar la precarización laboral y para su verificación, el acuerdo comercial introduce un mecanismo de verificación y sanción ante posibles denegaciones de los derechos laborales tutelados.

“Se estableció un mecanismo donde cualquiera de las partes ya sea Canadá, Estados Unidos o México pueden presentar una queja en caso de que haya una posibilidad de negación en los derechos laborales en una instalación específica cubierta por el T-MEC”.

Explicó que un centro de trabajo que tenga los beneficios arancelarios del Tratado y haya sido reportado por violación a los derechos laborales será investigado por un panel laboral y en caso de comprobarse la falta, se le quitaran dichos beneficios y será sancionado con incluso el bloqueo de la exportación de sus productos.

Por lo anterior Alejandro Caro advierte que es importante para las empresas cuenten con un cumplimiento laboral preventivo y se aseguren que todas las instalaciones que tienen cumplan con las condiciones laborales colectivas para evitar sanciones y mecanismos que los podrían incluso derivar en sanciones como el bloqueo de sus mercancías.

“En Estados Unidos ya habilitaron el buzón virtual de quejas donde cualquier trabajador sindicalizado mexicano puede plantear un caso que será analizado por el panel de expertos y poder checar cualquier negación en los derechos colectivos, incluso Estados Unidos ya anunció que  está analizando una queja”, señaló.

Recordemos que el líder sindical Richard Trumka dijo que se presentará la queja pues ya cuentan con información en contra de una compañía mexicana, a la que se pretendía denunciar desde el año pasado, sin embargo, no pudieron hacerlo antes porque no contaron con el respaldo de la administración del presidente Donald Trump.

Los especialistas de EY México advierten que debido a la trascendencia de los cambios que incluye el T-MEC, es necesario que las empresas tengan un entendimiento claro del impacto que estos pueden generar en la operación e inversión, a fin de contar con los elementos necesarios para evitar caer en controversias.

Este contenido fue publicado originalmente en: Link