Economía

Sevilla, el ‘número dos’ de Bankia, no estará en el puente de mando de la nueva CaixaBank

Jose Sevilla, Consejero Delegado de Bankia, durante una presentación de resultados en Madrid.
Jose Sevilla, Consejero Delegado de Bankia, durante una presentación de resultados en Madrid.C. ROSILLO
 

CaixaBank, el nuevo banco con más negocio en España, ha cerrado el organigrama de mando que tendrá tras su fusión con Bankia. Este martes lo aprobará el consejo de la entidad pública y el jueves CaixaBank. La gran incógnita era el destino de José Sevilla, consejero delegado de Bankia, que no estará en la cúpula de nueva entidad. El directivo, que llegó a Bankia en 2012 tras trabajar con Goirigolzarri en el BBVA, seguirá su camino cuando se cierre la fusión. José Ignacio Goirigolzarri y Gonzalo Gortázar serán presidente y primer ejecutivo, respectivamente, de CaixaBank.

El encaje de los directivos es un tema peliagudo en todas las fusiones. En este caso, en el que CaixaBank absorbe a Bankia, y cuyos accionistas tendrán el 74% del capital de la entidad resultante, era evidente que habría una mayoría de directivos de la entidad de origen catalán.

Una vez que en septiembre trascendió el inicio de negociaciones, pasaron pocas semanas hasta que se confirmó que la fusión iría adelante. Pronto se conoció que la cúpula estaría dirigida por el actual presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, que tendría el mismo cargo, aunque con menos funciones ejecutivas de las que posee ahora.

Lo habitual en las fusiones es que el presidente proceda de la entidad compradora, pero el prestigio de Goirigolzarri y su buena relación con Isidro Fainé, presidente de la Fundación La Caixa, accionista mayoritario de CaixaBank, configuraron este esquema. Gortázar ha quedado como primer ejecutivo, como es ahora en CaixaBank. Jordi Gual, actual presidente del banco catalán, abandonará su puesto.

Una larga trayectoria en banca

La incógnita era la posición de José Sevilla (Madrid, 56 años), número dos de Goirigolzarri desde 2012 y antes estrecho colaborador en el BBVA.

Sevilla es un ejecutivo de prestigio en el mundo financiero español, donde ha desarrollado una larga carrera. Tras pasar por FG Inversiones Bursátiles y luego Merrill Lynch, en el BBVA fue director general de Riesgos, director del Área de Presidencia con Francisco González, y director de la División de Estrategia y Finanzas de América. También fue consejero de BBVA Bancomer, la principal división de la entidad. Abandonó la entidad en septiembre de 2009, a la vez que Goirigolzarri.

Tras recibir algunas ofertas para continuar ligado a CaixaBank, Sevilla ha decidido seguir el camino por su cuenta, según fuentes financieras. Bankia declinó hacer comentarios. El consejero delegado de Bankia se mantendrá en el cargo hasta marzo, cuando está previsto que finalicen los trámites de la fusión.

El futuro de Sevilla se abordó en la rueda de prensa de presentación de la fusión. Goirigolzarri alabó la labor de su segundo, del que adelantó que no estaría en el consejo de CaixaBank, entidad en la que el Estado tendrá el 16,1% de las acciones, aunque añadió: “Tendrá una gran responsabilidad en el comité de dirección”.

Pese a todo, dijo que sus responsabilidades aún no se habían concretado. “Ha hecho un trabajo increíble para que esta operación salga adelante. Ha trabajado con gran intensidad durante todas estas semanas. La contribución de Pepe ha sido decisiva”, agregó.

En el nuevo comité de dirección se da por hecha la continuidad de Juan Antonio Alcaraz, actual director general de Negocio, como virtual número tres del banco. Alcaraz, así como Xavier Coll Escursell, director general de Recursos Humanos y Organización, son los más veteranos de este órgano. Alcaraz llegó a la entidad en 2007 de la mano de Fainé.

La baja de Sevilla en el nuevo banco no será la única. Leopoldo Alvear (Madrid, 50 años), director financiero de Bankia, ha dejado la entidad para ir al mismo cargo en el Sabadell, tras nueve años en la entidad pública. Alvear será un estrecho colaborador de César González-Bueno, futuro primer ejecutivo del Sabadell.

Un consejo con el 40% de mujeres

El futuro consejo de administración de CaixaBank contará con 15 miembros: el 60% serán considerados independientes y un 40% serán mujeres, incluyendo a Teresa Santero como representante del FROB, el fondo de rescate del Estado, que representará al 16,1% de las acciones que posee. La Fundación La Caixa, con el 30% del capital, contará con otros dos consejeros a través de su holding CriteriaCaixa. También habrá un “externo”, el presidente no ejecutivo de la filial lusa de CaixaBank BPI, Fernando Costa Duarte.

Este contenido fue publicado originalmente en: Link